Sistema Nervioso

Utensilios fabricados sobre piedra con El Segundo Modo Tecnológico -Konso, Etjiopia, ~1.75 millones de años antes del presente-. Está adaptado de Yonas Beyene, Shigehiro Katoh, Giday WoldeGabriel, William K. Hart, Kozo Uto, Masafumi Sudo, Megumi Kondo, Masayuki Hyodo, Paul R. Renne, Gen Suwa, and Berhane Asfaw, The characteristics and chronology of the earliest... at Konso, Ethiopia, PNAS, Vol. 110, nº 5, 1584-1591  doi: 10.1073/pnas.1221285110

Sistema Nervioso

REORGANIZACIÓN DEL SISTEMA NERVIOSO A HOMO. GYRUS FRONTALIS INFE­RIOR

Lobulus Frontalis. Sulcus Arcuatus

La circunvolución correspondiente a Sulcus Arcuatus caracterizó la organización lateral del lóbulo frontal del telencéfalo de Hominidae; excepto el genus Homo, la tribu Hominini poseyó esa misma organización: La Organización del Sistema Nervioso de las especies del genus Australopithecus fue similar a Ponginae (R. L. Holloway, 1983). A Australopithecus africanus, la circunvolución correspondiente a Sulcus Arcuatus caracterizó la organización lateral del lóbulo frontal (Dean Falk, 2009).

Sulci and Brain Organization of a young male chimpazee -picture reversed from left to right-. Está adaptado de Dean Falk, 2009

Natural Endocast of Taung, Australopithecus africanus. Está adaptado de Dean Falk, 2009

Gyrus Frontalis Inferior. Pars triangularis

Las estructuras neurales orgánicas arcaicas asimilables al áren frontal extendida desde El Banco Frontal de la pars más inferior del Surco Arcuato Inferior del Lóbulo Frontal del telencáfalo de Macaca, y El Propio Banco Frontal originaron a Homo Pars Triangularis de Gyrus Frontalis Inferior (Michael Petrides, 2005). La arquitectura neural del Banco Frontal de la pars más inferior del Surco Arcuato Inferior del Lóbulo Frontal -Área 45 B- del telencéfalo de Macaca sugiere que aquellas estructuras arcaicas originaron a Homo Área 45 del Telencéfalo (Michael Petrides, 2005). A Macaca, desde Área 45 B está extendida, hacia el área más frontal, dentro del córtex inferolateral, El Área 45 A (Michael Petrides, 2005). A Homo Área 45 presenta dos áreas diferenciadas: Frontal, caracterizada por Una Capa IV más crecida -Área 45 A (Michael Petrides, 2006)-, y Dorsal -Área 45 B (Michael Petrides, 2006).

Lóbulo Frontal -Macaca mulatta-. Está adaptado de Michael Petrides, 2005

Áreas de Pars triangularis definidas por Arquitectura Celular y Receptores

Descripción de la situación de las áreas: De inferior a superior, de frontal a dorsal, de lateral a medial

-op9 -formando el banco superior de Sulcus Lateralis: El límite inferior de AMUNTS ET ALII (2010) AREA 45a presenta contigüidad con op9; el límite inferior de AMUNTS ET ALII (2010) AREA 45p presenta contigüidad con op9; BRODMANN AREA 47 es más frontal a AMUNTS ET ALII (2010) AREA 45a y más frontal a op9- (Katrin Amunts, et Alii. 2010)

-AMUNTS ET ALII (2010) AREA 45a (Katrin Amunts, et Alii. 2010)

-AMUNTS ET ALII (2010) AREA 45p (Katrin Amunts, et Alii. 2010)

-IFS1 -perteneciendo, la pars más frontal, al banco inferior, y perteneciendo, la pars más dorsal, al banco superior de Sulcus Frontalis Inferior: El límite superior de AMUNTS ET ALII (2010) AREA 45p presenta contigüidad con IFS1- (Sabine Helene Bradler, et Alii. 2012)

-IFS2 -perteneciendo al banco inferior de Sulcus Frontalis Inferior: más dorsal aIFS1- (Sabine Helene Bradler, et Alii. 2012)

Pars triangularis reconoce, o significa los movimientos manipulativos propios, y la actividad manipulativa intencional de los congéneres. A Homo sapiens las funciones plesiomórficas de Pars triangularis están implementadas para hablar: Pars triangularis de ambos hemisferios interviene los procesos de recuperación controlada del significado del Habla para comprender La Lengua -recuperación controlada del conocimiento semántico, durante el proceso intelectivo del Habla-, y la selección de significados entre interpretaciones semánticas alternativas competitivas (Jeremy I. Skipper, et Alii. 2007). La actividad de Pars triangularis crece como el interlocutor amplía la ambigüedad del léxico, porque, parece, las necesidades de recuperación o selección son mayores ante contenido ambiguo. Además, la actividad de Pars triangularis crece por la ausencia de gestos. La actividad de Pars triangularis disminuye cuando los gestos acompañan El Habla (Jeremy I. Skipper, et Alii. 2007).

Gyrus Frontalis Inferior. Pars opercularis

Lóbulo Frontal -Homo sapiens-. Está adaptado de Michael Petrides, 2005

Áreas de Pars opercularis definidas por Arquitectura Celular y Receptores

Descripción de la situación de las áreas: De inferior a superior, de frontal a dorsal, de lateral a medial

-op8 -el límite inferior de AMUNTS ET ALII (2010) AREA 44v presenta contigüidad con op8- (Katrin Amunts, et Alii. 2010)

-AMUNTS ET ALII (2010) AREA 44d -más frontal, y superior que AMUNTS ET ALII (2010) AREA 44v- (Katrin Amunts, et Alii. 2010)

-AMUNTS ET ALII (2010) AREA 44v -más dorsal, e inferior que AMUNTS ET ALII (2010) AREA 44d- (Katrin Amunts, et Alii. 2010)

-IFS4 -perteneciendo al banco inferior de Sulcus Frontalis Inferior; es el área más dorsal de Sulcus Frontalis Inferior; a algunos individuos IFS4 presenta contigüidad con ifj1- (Sabine Helene Bradler, et Alii. 2012)

-ifj1 -conjunción de Sulcus Frontalis Inferior y Sulcus Praecentralis; más dorsal a IFS4, pero más frontal a ifj2-(Katrin Amunts, et Alii. 2010)

Las estructuras neurales orgánicas arcaicas asimilables al Fundus del Surco Arcuato Inferior, y al Banco Dorsal del Surco Arcuato Inferior del Lóbulo Frontal del Telencáfalo de Macaca, originaron al genus Homo Pars opercularis de Gyrus Frontalis Inferior (Michael Petrides, 2005). La arquitectura neural homogénea del área más frontal al Córtex Premotor Frontal Inferior del Lóbulo Frontal del telencéfalo de Macaca, integrada por El Fundus del Surco Arcuato Inferior y una mayoría del córtex propio del Banco Dorsal del Surco Arcuato Inferior, sugiere que aquellas estructuras arcaicas originaron a Homo Pars opercularis de Gyrus Frontalis Inferior del Telencáfalo (Michael Petrides, 2005).

Pars opercularis define las cualidades de los movimientos manipulativos (F. Binkofski, et Alii. 1999). Además, a Homo sapiens, Pars opercularis define las cualidades de los movimientos articulatorios (Jeremy I. Skipper, et Alii. 2007).

Bibliotheca

-Katrin Amunts, Marianne Lenzen, Angela D. Friederici, Axel Schleicher, Patricia Morosan, Nicola Palomero-Gallagher, Karl Zilles. Broca's Region: Novel Organizational Principles and Multiple Receptor Mapping. PLoS Biology, Volume 8, Issue 9. September 2010.

-F. Binkofski, G. Buccino, S. Posse, R. J. Seitz, G. Rizzolatti, and H.-J. Freund. A fronto-parietal circuit for object manipulation in man: evidence from an fMRI-study. European Neuroscience Association. European Journal of Neuroscience, Vol. 11. 1999.

-Sabine Helene Bradler, Nicola Palomero-Gallagher, Axel Schleicher, Karl Zilles, Katrin Amunts. Receptorarchitectonic mapping of four new areas in the inferior frontal sulcus of the human brain. OHBM. June 12, 2012. Online.

-Dean Falk, and Ron Clarke. Brief Communication: New Reconstruction of the Taung Endocast. AMERICAN JOURNAL OF PHYSICAL ANTHROPOLOGY 134:529-534 (2007). WILEY InterScience, online.

-Dean Falk. The Natural Endocast of Taung (Australopithecus africanus): Insights From the Unpublished Papers of Raymond Arthur Dart. YEARBOOK OF PHYSICAL ANTHROPOLOGY 52:49-65 (2009). WILEY InterScience, online.

-R. L. Holloway, Department of Anthropology, Columbia University, New York, USA. Human paleontological evidence relevant to language behavior. Human Neurobiology, 2. 1983.

-Michael Petrides. Lateral prefrontal cortex: architectonic and functional organization. PHILOSOPHICAL TRANSACTIONS OF THE ROYAL SOCIETY, B (2005) 360, 781-795. Published online 29 April 2005.

-MICHAEL PETRIDES. Broca's Area in the Human and the Nonhuman Primate Brain. Broca's Region. Yosef Grodzinsky, and Katrin Amunts, Editors. Oxford University Press. 2006.

-Jeremy I. Skipper, Susan Goldin-Meadow, Howard C. Nusbaum, and Steven L Small. Speech-associated gestures, Broca's area, and the human mirror system. Brain Lang. 2007 June; 101(3): 260-277. 2007 Published by Elsevier Inc. NIH Public Access, Author Manuscript. Author manuscript; available in PMC 2009 June 29.


GYRUS FRONTALIS INFERIOR -Some Actions they cause Activation to Pars triangularis or to Pars opercularis-

-Computation of Mathematical Formulae -fMRI-. Activation for more frontal part of IFG: BRODMANN AREA 47 -Pars orbitalis- and AMUNTS ET ALII (2010) AREA 45a -Pars triangularis (Angela D. Friederici, et Alii. 2011).

-Computation of Hierarchical Structures for Natural Language -fMRI-. Activation for more dorsal part of IFG: AMUNTS ET ALII (2010) AREA 45p -Pars triangularis- and BRODMANN AREA 44 -Pars opercularis- (Angela D. Friederici, et Alii. 2011).

-During manipulation of complex objects -that individuals does not see-, without recognize the object, followed by rest -fMRI-. iPMC (BRODMANN AREA 44) left activation for left and right hands (F. Binkofski, et Alii. 1999). When, after manipulating complex objects -that individuals does not see-, without recognize the object, follow indifferent manipulation of an sphere -fMRI-. iPMC (BRODMANN AREA 44) left activation was larger for left hand and was smaller for right hand (F. Binkofski, et Alii. 1999).

-During manipulation of complex objects -that individual does not see-, without recognize the object, followed by rest -fMRI-. iPMC (BRODMANN AREA 44) right activation for left and right hands (F. Binkofski, et Alii. 1999). When, after manipulating complex objects -that individuals does not see-, without recognize the object, follow indifferent manipulation of an sphere -fMRI-. iPMC (BRODMANN AREA 44) right activation was smaller for left and right hands (F. Binkofski, et Alii. 1999).

-During manipulation of complex objects -that individuals does not see- avoiding recognize the object, followed by indifferent manipulation of an sphere, without naming the object -fMRI-. iPMC opercular (BRODMANN AREA 44) left activation for left and right hands (F. Binkofski, et Alii. 1999). During manipulation of complex objects -that individuals does not see-, followed by indifferent manipulation of an sphere, with covert naming -fMRI-. iPMC opercular (BRODMANN AREA 44 -one focus-) left activation was larger for left and right hands (F. Binkofski, et Alii. 1999); and iPMC opercular (BRODMANN AREA 44 -other focus-) left activation was larger for left hand and was smaller for right hand (F. Binkofski, et Alii. 1999).

-During manipulation of complex objects -that individuals does not see-, followed by indifferent manipulation of an sphere, whit covert naming -fMRI-. IFG Pars triangularis (Frontal BRODMANN AREA 45 -one focus-) left activation for left and right hands (F. Binkofski, et Alii. 1999), and IFG Pars triangularis (Frontal BRODMANN AREA 45 -other focus-) left smaller activation only for left hand (F. Binkofski, et Alii. 1999).

-During manipulation of complex objects -that individuals does not see- avoiding recognize the object, followed by indifferent manipulation of an sphere, without naming the object -fMRI-. vPMC opercular (BRODMANN AREA 44) right activation for left and right hands (F. Binkofski, et Alii. 1999). During manipulation of complex objects -that individuals does not see-, followed by indifferent manipulation of an sphere, with covert naming -fMRI-. IFG Pars triangularis (Frontal BRODMANN AREA 45) right activation for left and right hands (F. Binkofski, et Alii. 1999), and iPMC opercular (BRODMANN AREA 44) right activation for left hand was larger and for right hand was smaller (F. Binkofski, et Alii. 1999).

-Fabricating stone utensils with the technological second mode -PET-. IFG Pars triangularis (Frontal BRODMANN AREA 45; PETRIDES AREA 45 A) right activation (Dietrich Stout, et Alii. 2008).

-View of hand shadows representing an animal opening its mouth-fMRI-. Before view of hand shadows representing an animal opening its mouth presented activation left Parietal Cortex, Precentral Gyrus and Postcentral Gyrus bilateral, and Inferior Frontal Gyrus bilateral -BRODMANN AREA 45 and BRODMANN AREA 44-(Laila Craighero, et Alii. 2007).

-Observing Grasping -PET-. Highly significant activation for dorsal part of left Inferior Frontal Gyrus (Giacomo Rizzolatti, et Alii. 1996).

-Observing the hand intentional movements -PET-. Observing the hand intentional movements -but not the unintentionally movements- is present activation left Inferior Frontal Gyrus (Luciano Fadiga, and Laila Craighero. 2006).

-Hearing of Human Voices, Canine Voices, non-vocal environmental sounds, and Silence -fMRI-. To Homo sapiens bilateral areas of Temporal Lobe -Superior Temporal Gyrus, and Frontal Temporal Pole- and right Inferior Frontal Gyrus present the maximum activation to Conspecific Voices respect Heterospecific Voices and non-vocal environmental sounds (Attila Andics, et Alii. 2014).

-MEG-. To nweborn infants auditory areas of Superior Temporal Gyrus present activation for native voices, foreing voices, harmonic tones and pure tones, but Inferior Frontal Gyrus remains inactive -Imada, et Alii. 2006- (Patricia K. Kuhl, et Alii. 2014). To infants seven months old, auditory areas of Superior Temporal Gyrus bilateral, and motor areas -Pars Triangularis, and Pars opercularis of Inferior Frontal Gyrus bilateral- and Cerebellum, present equivalent activation, for both native voices and foreing voices (Patricia K. Kuhl, et Alii. 2014). To infants twelve months old, respect the relative activation of motor areas, auditory areas present higher bilateral activation for native voices; but respect the higher activation of auditory areas, motor areas present greater bilateral relative activation for foreing voices (Patricia K. Kuhl, et Alii. 2014); this double dissociation coincides with the responses of mature individuals (Patricia K. Kuhl, et Alii. 2014).

Bibliotheca

-Attila Andics, Márta Gácsi, Tamás Faragó , Anna Kis, and Ádám Miklósi. Voice-Sensitive Regions in the Dog and Human Brain Are Revealed by Comparative fMRI. Current Biology 24, 1-5, March 3, 2014. https://dx.doi.org/10.1016/j.cub.2014.01.058.

-F. Binkofski, G. Buccino, S. Posse, R. J. Seitz, G. Rizzolatti, and H.-J. Freund. A fronto-parietal circuit for object manipulation in man: evidence from an fMRI-study. European Neuroscience Association. European Journal of Neuroscience, Vol. 11. 1999.

-Laila Craighero, Giorgio Metta, Giulio Sandini, and Luciano Fadiga. The mirror-neurons system: data and models. Progress in Brain Research, Vol. 164, CHAPTER 3. C. von Hofsten and K. Rosander (Eds.). 2007.

-Luciano Fadiga, and Laila Craighero. HAND ACTIONS AND SPEECH REPRESENTATION IN BROCA'S AREA. Cortex, 42, 486-490. 2006.

-Angela D. Friederici, Jörg Bahlmann, Roland Friedrich, and Michiru Makuuchi. The Neural Basis of Recursion and Complex Syntactic Hierarchy. Biolinguistics 5.1-2: 087-104, 2011.

-Giacomo Rizzolatti, Luciano Fadiga, Vittorio Gallese, and Leonardo Fogassi. Premotor cortex and the recognition of motor actions. Cognitive Brain Research 3. 1996. 131-141.

-Giacomo Rizzolatti, Leonardo Fogassi, and Vittorio Gallese. Motor and cognitive functions of the ventral premotor cortex. Current Opinion in Neurobiology, 2002, 12:149-154.

-Dietrich Stout, Nicholas Toth, Kathy Schick, and Thierry Chaminade. Neural correlates of Early Stone Age toolmaking: technology, language and cognition in human evolution. PHILOSOPHICAL TRANSACTIONS OF ROYAL SOCIETY B. 12 June 2008. Vol 363, no. 1499, 1939-1949.


IMITACIÓN DE LA CONDUCTA

Endocasto Homo erectus turkanensis, 1.88-2 millones de años antes del presente. Lado Siniestro. Está adaptado de R. L. Holloway, 1983

Al mono macaco -Macaca nemestrina-, la actividad manipuladora propia, y la observación de la acción de un congénere, seguida por la realización de la misma acción, activa un sistema neural hábil para imitar la conducta (Giacomo Rizzolatti. et Alii. 1996). Las especies del genus Australopithecus poseyeron organización similar del Sistema Nervioso para imitar la conducta. La evolución de las funciones respectivas de Pars triangularis y Pars opercularis de Gyrus Frontalis Inferior del telencéfalo de Homo sapiens está asociada a una característica común a todos Los Primates: El sistema neural para imitar la conducta (Giacomo Rizzolatti. et Alii. 1996) y vocalizar (Jeremy I. Skipper, et Alii. 2007).

Sistema Neural -bilateral- asociado a Pars triangularis para hablar

La interacción de la corteza premotora inferior y la corteza motora primaria contigua -iPMP-, la corteza premotora superior y la corteza motora primaria contigua -sPMP-, el giro supramarginal -GS-, y la corteza temporal superior frontal al giro de Heschl -fTS-, para referir el contenido semántico, parece responder a los efectos de los gestos que acompañan al habla sobre los sistemas neurales que participan los procesos para comprender la lengua -o estas regiones forman el sistema neural para procesar el contenido semántico del habla reforzado por los gestos- (Jeremy I. Skipper, et Alii. 2007). El giro supramarginal -GS- dirige la atención hacia los movimientos gestuales de la propia mano; además, parece participar el análisis de los gestos (Jeremy I. Skipper, et Alii. 2007). La corteza premotora inferior y la corteza motora primaria contigua -iPMP-, y la corteza premotora superior y la corteza motora primaria contigua -sPMP-, producen y ejecutan, los movimientos de la mano (Jeremy I. Skipper, et Alii. 2007). La interacción de giro supramarginal -GS-, la corteza premotora inferior y la corteza motora primaria contigua -iPMP-, y la corteza premotora superior y la corteza motora primaria contigua -sPMP-, parece corresponder al sistema neural que concuerda los gestos (Jeremy I. Skipper, et Alii. 2007) La corteza temporal superior frontal al giro de Heschl -fTS- parece participar los procesos de comprensión de la lengua relacionando la interacción de los aspectos gramaticales y semánticos del discurso (Jeremy I. Skipper, et Alii. 2007). La interacción de la corteza temporal superior frontal al giro de Heschl -fTS-, la corteza premotora inferior y la corteza motora primaria contigua -iPMP-, y la corteza premotora superior y la corteza motora primaria contigua-sPMP-, parece sugerir la importancia del reconocimiento de los gestos para comprender la lengua (Jeremy I. Skipper, et Alii. 2007).

La corteza premotora inferior y la corteza motora primaria contigua -iPMP-, la corteza premotora superior y la corteza motora primaria contigua -sPMP-, el giro supramarginal -GS-, y la corteza temporal superior frontal al giro de Heschl -fTS-, participan el sistema neural que extrae el contenido semántico de los movimientos de brazos y manos asociados al habla, para comprender la lengua (Jeremy I. Skipper, et Alii. 2007) -la interacción sensible de este sistema neural ocurrre cuando los gestos acompañan el discurso (Jeremy I. Skipper, et Alii. 2007).

Sistema Neural -bilateral- asociado a Pars opercularis para hablar

Si la boca del interlocutor es visible, las áreas  que participan los procesos de producción del habla -La corteza premotora inferior y la corteza motora primaria contigua -iPMP- que producen los movimientos de la boca y de la lengua, y la corteza temporal superior dorsal al giro de Heschl -dTS- presentan más activación respecto la audición del habla sin la visibilidad de la boca del interlocutor (Jeremy I. Skipper, et Alii. 2007). Las fuertes interacciones de Pars opercularis -Po-, la corteza premotora inferior y la corteza motora primaria contigua que producen los movimientos de la boca y de la lengua -iPMP-, la corteza temporal superior dorsal al giro de Heschl -dTS-, y la corteza temporal superior frontal al giro de Heschl -fTS-, cuando son visibles los movimientos de la boca del interlocutor parecen corresponder a la actividad de un sistema neural (Jeremy I. Skipper, et Alii. 2007). La interacción de Pars opercularis -Po-, la corteza premotora inferior y la corteza motora primaria contigua que producen los movimientos de la boca y de la lengua -iPMP-, y la corteza temporal superior dorsal al giro de Heschl -dTS-parece responder a los efectos de los movimientos faciales que acompañan el habla sobre los sistemas neurales que participan los procesos para comprender la lengua -o estas regiones forman el sistema neural para procesar los movimientos faciales que acompañan el habla- (Jeremy I. Skipper, et Alii. 2007); esta fuerte interacción sugiere que el reconocimiento, y la correspondencia, de los movimientos de la boca del interlocutor son importantes para percibir su habla (Jeremy I. Skipper, et Alii. 2007). La interacción de Pars opercularis -Po-, y la corteza premotora inferior y la corteza motora primaria contigua que producen los movimientos de la boca y de la lengua -iPMP- parece corresponder al sistema neural que integra los movimientos faciales (Jeremy I. Skipper, et Alii. 2007). La corteza temporal superior dorsal al giro de Heschl -dTS- percibe los estímulos acústicos del habla (Jeremy I. Skipper, et Alii. 2007). La interacción de la corteza temporal superior dorsal al giro de Heschl -dTS- y la corteza premotora inferior y la corteza motora primaria contigua que producen los movimientos de la boca y de la lengua -iPMP- parece corresponder los movimientos de la boca del interlocutor con la percepción de su habla (Jeremy I. Skipper, et Alii. 2007).

Las fuertes interacciones del sistema neural con la corteza temporal superior frontal al giro de Heschl -fTS- parecen sugerir que la integración de los movimientos de la boca del interlocutor, cuando beneficia la percepción del habla, mejora la comprensión de la lengua (Jeremy I. Skipper, et Alii. 2007).

Bibliotheca

-Katrin Amunts, Marianne Lenzen, Angela D. Friederici, Axel Schleicher, Patricia Morosan, Nicola Palomero-Gallagher, and Karl Zilles.Broca's Region: Novel Organizational Principles and Multiple Receptor Mapping. PLoS Biology, Volume 8, Issue 9. September 2010.

-Sabine Helene Bradler, Nicola Palomero-Gallagher, Axel Schleicher, Karl Zilles, Katrin Amunts. Receptorarchitectonic mapping of four new areas in the inferior frontal sulcus of the human brain. OHBM. June 12, 2012. Online.

-F. Binkofski, G. Buccino, S. Posse, R. J. Seitz, G. Rizzolatti, and H.-J. Freund. A fronto-parietal circuit for object manipulation in man: evidence from an fMRI-study. European Neuroscience Association. European Journal of Neuroscience, Vol. 11. 1999.

-Laila Craighero, Giorgio Metta, Giulio Sandini, and Luciano Fadiga. The mirror-neurons system: data and models. Progress in Brain Research, Vol. 164, CHAPTER 3. C. von Hofsten and K. Rosander (Eds.). Elsevier B.V. 2007.

-Luciano Fadiga, and Laila Craighero. HAND ACTIONS AND SPEECH REPRESENTATION IN BROCA'S AREA. Cortex, (2006) 42, 486-490.

-Dean Falk, and Ron Clarke. Brief Communication: New Reconstruction of the Taung Endocast. AMERICAN JOURNAL OF PHYSICAL ANTHROPOLOGY 134:529-534 (2007). WILEY InterScience, online.

-Dean Falk. The Natural Endocast of Taung (Australopithecus africanus): Insights From the Unpublished Papers of Raymond Arthur Dart. YEARBOOK OF PHYSICAL ANTHROPOLOGY 52:49-65 (2009). WILEY InterScience, online

-Anne L. Foundas, Kathy F. Eure, Laura F. Luevano, and Daniel R. Weinberger. MRI Asymmetries of Broca's Area: The Pars Triangularis and Pars Opercularis. BRAIN AND LANGUAGE 64, 282-296 (1998). ARTICLE NO. BL981974.

-Angela D. Friederici. The Brain Basis of Language Processing: From Structure to Function. American Physiological Society. Physiological Rewiews 91. 2011.

-Angela D. Friederici, Jörg Bahlmann, Roland Friedrich, and Michiru Makuuchi. The Neural Basis of Recursion and Complex Syntactic Hierarchy. Biolinguistics 5.1-2: 087-104, 2011.

-Marie-Hélène Grosbras, and Tomáš Paus. Brain Networks Involved in Viewing Angry Hands or Faces. Oxford University Press. Cerebral Cortex, 16 (8): 1087-1096. August 2006.

-R. L. Holloway, Department of Anthropology, Columbia University, New York, USA. Human paleontological evidence relevant to language behavior. Human Neurobiology, 2. 1983.

-Shannon P. McPherron, Zeresenay Alemseged, Curtis W. Marean, Jonathan G. Winn, Denné Reed, Denis Geraads, René Bobe, and Hamdallah A. Béarat. Evidence for stone-tool-assisted consumption of animal tissues before 3.39 million years ago at Dikika, Ethiopia. Nature, 466. 12 August 2.010.

-Michael Petrides. Lateral prefrontal cortex: architectonic and functional organization. PHILOSOPHICAL TRANSACTIONS OF THE ROYAL SOCIETY, B (2005) 360, 781-795. Published online 29 April 2005.

-MICHAEL PETRIDES. Broca's Area in the Human and the Nonhuman Primate Brain. Broca's Region. Yosef Grodzinsky, and Katrin Amunts, Editors. Oxford University Press. 2006.

-Giacomo Rizzolatti, Luciano Fadiga, Vittorio Gallese, Leonardo Fogassi. Premotor cortex and the recognition of motor actions. Cognitive Brain Research 3. 1996.

-G. Rizzolatti, G. Luppino, and M. Matelli. The organization of the cortical motor system: new concepts. Electroencephalography and clinical Neurophysiology 106 (1998) 283-296. 1998 Elsevier Science Ireland Ltd.

-Jeremy I. Skipper, Susan Goldin-Meadow, Howard C. Nusbaum, and Steven L Small. Speech-associated gestures, Broca's area, and the human mirror system. Brain Lang. 2007 June ; 101(3): 260-277. 2007 Published by Elsevier Inc. NIH Public Access, Author Manuscript. Author manuscript; available in PMC 2009 June 29.

-Nicholas Toth. Archaeological Evidence for Preferential Right-handedness in the Lower and Middle Pleistocene, and Its Possible Implications. Journal of Human Evolutíon (1985) 14, 607-614.


PROGRESIONES EVOLUTIVAS DE HOMININI: EVOLUCIÓN DE LA CONDUCTA

EVOLUCIÓN DE LA CONDUCTA

El Sistema Nervioso manifiesta diferentes activaciones para la conducta instintual y para la conducta experta. A Macaca y a Homo sapiens distintos autores han identificado circuitos homólogos frontoparietales para prender -uso unimanual de utensilios simples- (Dietrich Stout, et Alii. 2008). Los circuitos frontoparietales mejoraron la adaptación sensomotora y permitieron la evolución de la tecnología durante la edad industrial temprana. Hominini fósiles informan crecimiento de los lóbulos parietales dorsales, pero, simultáneos, lóbulos prefrontales primitivos, previo a fabricar utensilios primitivos sobre piedras -Holloway, et Alii. 2004- (Dietrich Stout, et Alii. 2008), durante El Piacenziense, el piso final del Plioceno.

Activación del Sistema Nervioso para fabricar utensilios sobre piedra -FDG PET-

Activación para El Primer Modo Tecnológico. Activación más lateralizada que para el Segundo Modo Tecnológico. Activación menos intensa y menos extensa que para El Segundo Modo Tecnológico -Fabricación del Hacha de Mano-: Cerebelo, lóbulo Occipital, lóbulo Parietal, y región del lóbulo Frontal inmediata al Surco Central (DIETRICH STOUT, ET ALII. 2006). La activación del córtex motor primario y del córtex somatestésico primario inmediato al Surco Central -Sulcus Centralis- es mayor al hemisferio siniestro -mano diestra- respecto el hemisferio diestro (DIETRICH STOUT, ET ALII. 2006). La fabricación de utensilios oldowan -FDG PET- por individuos inexpertos Homo sapiens reveló la participación de un sistema neural parietal frontal y precentral frontal para agarrar -CIRCUITOS FRONTOPARIETALES PARA PRENDER DEL HEMISFERIO SINIESTRO- (Dietrich Stout, et Alii. 2008), y la participación adicional de un sistema distintivo relacionado con las solicitudes a esta habilidad exclusiva de Hominina que presentó activación del córtex sensomotor y el córtex parietal dorsal -con participación bilateral de áreas del surco intraparietal que procesan información visual; pero sin activación del córtex prefrontal- (Dietrich Stout, et Alii. 2008).

FABRICANTES EXPERTOS DE UTENSILIOS CON EL PRIMER MODO TECNOLÓGICO PRESENTAN ACTIVACIÓN POR CÓRTEX OCCIPITAL Y CÓRTEX DEL LÓBULO PARIETAL SUPERIOR DEL HEMISFERIO DIESTRO, Y GIRO SUPRAMARGINAL BILATERAL (Dietrich Stout, et Alii. 2008). EXPERTOS HAN OBTENIDO UN MEJOR CONTROL SENSOMOTOR PARA DESPRENDER LASCAS Y MÁS REPRESENTACIONES DEL SISTEMA COMPUESTO POR EL ORGANISMO Y LA HERRAMIENTA, Y UNA GRAN ORIENTACIÓN ESPACIAL Y TEMPORAL POR LA PARTICIPACIÓN DE LA MANO SINIESTRA -HEMISFERIO DIESTRO- (Dietrich Stout, et Alii. 2008).

Activación para El Segundo Modo Tecnológico. La activación para el Segundo Modo Tecnológico es extensa y bilateral: Cerebelo, Lóbulos Occipitales, Lóbulos Parietales, y regiones de los Lóbulos Frontales inmediatas al Surco Central (DIETRICH STOUT, ET ALII. 2006).

LA CONDUCTA INSTINTUAL

REPRODUCCIÓN

HOMININI: REPRODUCCIÓN DE LA JERARQUÍA MASCULINA

HOMININA: REPRODUCCIÓN DE LOS INDIVIDUOS PORTADORES DE MUTACIONES POSITIVAS ADAPTATIVAS -ALELOS VENTAJOSOS- (SELECCIÓN NATURAL)

La variación de genes a una comunidad está causada como azar por mutaciones y por la recombinación de cromosomas homólogos durante la meiosis. La evolución, significada como variación de la frecuencia de los alelos a sucesivas generaciones de una comunidad, estaría influida por la deriva de genes -Tendencia activa sobre pequeñas comunidades que promueve los genotipos homocigóticos, fijando casi el 100% de los alelos más frecuentes, y la supresión resultante de los genótipos heterocigóticos, desaparenciendo los alelos más raros-, el flujo de genes, y la selección natural -Síntesis evolutiva-.

HOMO: NUTRICIÓN ESPECÍFICA DE LA FÉMINA GESTANTE -MODELO BIOLÓGICO ADAPTADO A LAS ESTACIONES ECUATORIALES-. DESPUÉS LA CAZA CON PUNTAS, DESDE TIEMPO ANTERIOR A 500 MIL AÑOS ANTES DEL PRESENTE, Y LA PESCA CON ARPONES, DESDE ~90 MIL AÑOS ANTES DEL PRESENTE, VARIARÍAN EL ANTIGUO CICLO BIOLÓGICO ADAPTADO EN EL RIFT A LAS ESTACIONES SECA Y LLUVIOSA.

IMITACIÓN

La facultad para imitar la conducta es una plesiomorfia permanente a los Homínidos durante la evolución (Giacomo Rizzolatti. et Alii. 1996). Al mono macaco -Macaca nemestrina-, la propia manipulación -coger, colocar, o agarrar un objeto-, o la observación de la acción a un congénere, seguida por la ejecución de la acción observada, activa un sistema neural hábil para imitar la conducta (Giacomo Rizzolatti. et Alii. 1996). Las especies del genus Australopithecus poseían una organización del Sistema Nervioso similar a Ponginae (R. L. Holloway, 1983), apta para imitar la conducta. El estudio de imágenes del Sistema Nervioso ha comprobado que el sistema neural para imitar la conducta está activo a Homo sapiens (Laila Craighero, et Alii. 2007). Cuando un individuo observa una acción, o ejecuta la acción observada, una red de áreas corticales presenta activación: Córtex Premotor ventral, Giro Frontal Inferior, Lóbulo Parietal inferior, y Córtex Temporal superior -Rizzolatti, and Craighero, 2004- (Laila Craighero, et Alii. 2007).

Organización del Sistema Nervioso Central

Sulcus Arcuatus caracterizó la organización lateral del lóbulo frontal del telencéfalo de Hominidae; excepto el genus Homo, la tribu Hominini poseyó esa misma organización: La Organización del Sistema Nervioso de las especies del genus Australopithecus fue similar a Ponginae -Falk, 1980, y 1983-(R. L. Holloway, 1983). A Australopithecus africanus, Sulcus Arcuatus caracterizó la organización lateral del lóbulo frontal (Dean Falk, 2009). La evolución de las funciones respectivas de Pars triangularis y Pars opercularis de Gyrus Frontalis Inferior de Homo sapiens está asociada a una característica común a todos los primates: El sistema neural para imitar la conducta (Giacomo Rizzolatti. et Alii. 1996; Jeremy I. Skipper, et Alii. 2007).

Organización del Lóbulo Frontal del mono macaco -Macaca mulatta-. Está adaptado de Michael Petrides, 2005

Sulcus Arcuatus inferior del Lóbulo Frontal -Macaca mulatta-: Banco ventral, -Áreas 45 B, 44, y 8 A-, y Banco Dorsal -Áreas 44, y 6-. Está adaptado de Michael Petrides, and Deepak N. Pandya, Distinct Parietal and Temporal Pathways to the Homologues of Broca's Area in the Monkey, PLOS Biology, August 11, 2009, DOI: 10.1371/journal.pbio.1000170

Natural Endocast of Taung, Australopithecus africanus. Está adaptado de Dean Falk, 2009

INDUSTRIA

-PRIMER MODO TECNOLÓGICO (De Australopithecus afarensis a Homo erectus)

LA ORGANIZACIÓN EMPRESARIAL DE LA COMUNIDAD BIOLÓGICA -LA FAMILIA-. PROVISIÓN DE MATERIAS PRIMAS PARA FABRICAR UTENSILIOS.

Organización empresarial de la familia por buscar, trasladar, y procesar las materias primas para fabricar utensilios -UTENSILIOS PARA FORRAJEAR Y PARA LA CARNICERÍA-, y proveer vegetales y carne para nutrir a todos los miembros de la unidad biológica.

LA CONDUCTA EXPERTA

-SEGUNDO MODO TECNOLÓGICO (Homo erectus primigenios, Homo erectus evolucionados, y Homo sapiens)

Activación por El Hemisferio Diestro de Gyrus Supramarginalis, córtex ventral precentral, y Gyrus Frontalis Inferior (Pars Triangularis) durante el proceso de fabricación de utensilios de piedra con El Segundo Modo Tecnológico -PET-. Está adaptado de Dietrich Stout, et Alii, 2008.

APRENDIZAJE

Aprendizaje sería el proceso cognitivo necesario que permitiría al individuo modelar una conducta experta.

Aprendizaje para fabricar utensilios con el segundo modo tecnológico. Respecto la fabricación de utensilios con el primer modo tecnológico, la manipulación es más compleja para fabricar utensilios con el segundo modo tecnológico. La mano siniestra -la mano secundaria- realiza movimientos muy precisos (Dietrich Stout, et Alii. 2008): Aumenta la activación del hemisferio diestro respecto la fabricación con el primer modo tecnológico (Dietrich Stout, et Alii. 2008). Regiones del hemisferio diestro, que integran el sistema neural asociado a Pars triangularis para procesar el habla gestual (Jeremy I. Skipper, et Alii. 2007), -Pars triangularis, Córtex Ventral Precentral, Córtex Dorsal Precentral, y Giro Supramarginal- presentan activación solo durante la fabricación de utensilios con el segundo modo tecnológico (Dietrich Stout, et Alii. 2008); estas regiones quizás integren los movimientos selectos de la mano secundaria, para comprender el aprendizaje (Dietrich Stout, et Alii. 2008). El Giro Supramarginal, respecto la fabricación con el primer modo tecnológico, presenta mayor activación bilateral para fabricar utensilios con el segundo modo tecnológico, pero prevalece la región neural diestra (Dietrich Stout, et Alii. 2008); El Giro Supramarginal dirige la atención hacia los movimientos gestuales de la propia mano; además, parece participar el análisis de los gestos (Jeremy I. Skipper, et Alii. 2007); la mayor activación parece relacionada con el aumento de la importancia de las representaciones visuales espaciales del sistema compuesto por el organismo y la herramienta para fabricar (Dietrich Stout, et Alii. 2008). El Córtex Dorsal Precentral presenta activación solo para fabricar con el segundo modo tecnológico; la activación es bilateral, pero prevalece la región neural diestra (Dietrich Stout, et Alii. 2008). El Córtex Ventral Precentral Diestro presenta activación solo para fabricar con el segundo modo tecnológico (Dietrich Stout, et Alii. 2008); su activación parece corresponder al aumento de solicitudes del Córtex Motor relativas a la manipulación, el sostén, y la orientación precisa del utensilio -el hacha de mano- durante la talla (Dietrich Stout, et Alii. 2008). Pars triangularis de Gyrus Frontalis Inferior Diestro presenta activación solo para fabricar utensilios con el segundo modo tecnológico (Dietrich Stout, et Alii. 2008). Pars triangularis de Gyrus Frontalis Inferior Diestro, durante el proceso de fabricación de utensilios con el segundo modo tecnológico, quizás selecciona y valora la calidad de los movimientos adaptativos de la mano siniestra -la mano secundaria- para agarrar y orientar el núcleo (Dietrich Stout, et Alii. 2008); Pars triangularis concentra la coordinación flexible de la conducta dirigida hacia un objetivo (Dietrich Stout, et Alii. 2008); también parece distinguir las exigencias cognitivas del Segundo Modo Tecnológico para coordinar el curso de la labor (Dietrich Stout, et Alii. 2008). Esta función de Pars triangularis para manipular parece realizada por la porción más ventral de Brodmann Area 45 -Petrides Area 45 A (2006); Amunts et Alii Area 45a (2010). Nombrar los objetos sin hablar -covert naming-, o reconocerlos, durante su manipulación experimental activa la porción más ventral de Brodmann Area 45 (F. Binkofski, et Alii. 1999). Las activaciones por el hemisferio diestro parecen revelar la importancia de la participación del sistema hemisferio diestro y mano siniestra para la producción de los utensilios -hacha de mano- y la aplicación de secuencias de acción técnica más complejas y prolongadas (Dietrich Stout, et Alii. 2008).

Para fabricar utensilios con el segundo modo tecnológico, el hemisferio diestro recibe mayor flujo de sangre respecto al flujo de sangre que recibe el hemisferio siniestro (Natalie Thaïs Uomini, and Georg Friedrich Meyer, 2013).

Respecto la conducta instintual, a Homo sapiens sedentario prevalecerá la conducta experta, manifiesta como lengua y como técnica para fabricar.

Variaciones del flujo a ambos hemisferios durante tareas para generar palabras clave, y labores para fabricar utensilios aplicando el segundo modo tecnológico -fTCD-. Estudio de Ultrasonografía Doppler Transcraneal Funcional. Está adaptado de Natalie Thaïs Uomini, y Georg Friedrich Meyer, 2013.

Bibliotheca

-F. Binkofski, G. Buccino, S. Posse, R. J. Seitz, G. Rizzolatti, and H.-J. Freund. A fronto-parietal circuit for object manipulation in man: evidence from an fMRI-study. European Neuroscience Association. European Journal of Neuroscience, Vol. 11. 1999.

-Laila Craighero, Giorgio Metta, Giulio Sandini, and Luciano Fadiga. The mirror-neurons system: data and models. Progress in Brain Research, Vol. 164, CHAPTER 3. C. von Hofsten and K. Rosander (Eds.). 2007.

-Dean Falk. The Natural Endocast of Taung (Australopithecus africanus): Insights From the Unpublished Papers of Raymond Arthur Dart. YEARBOOK OF PHYSICAL ANTHROPOLOGY 52:49-65 (2009). WILEY InterScience, online.

-R. L. Holloway, Department of Anthropology, Columbia University, New York, USA. Human paleontological evidence relevant to language behavior. Human Neurobiology, 2. 1983.

-Michael Petrides. Lateral prefrontal cortex: architectonic and functional organization. PHILOSOPHICAL TRANSACTIONS OF THE ROYAL SOCIETY, B (2005) 360, 781-795. Published online 29 April 2005.

-MICHAEL PETRIDES. Broca's Area in the Human and the Nonhuman Primate Brain. Broca's Region. Yosef Grodzinsky, and Katrin Amunts, Editors. Oxford University Press. 2006.

-Giacomo Rizzolatti, Luciano Fadiga, Vittorio Gallese, Leonardo Fogassi. Premotor cortex and the recognition of motor actions. Cognitive Brain Research 3. 1996.

-G. Rizzolatti, G. Luppino, and M. Matelli. The organization of the cortical motor system: new concepts. Electroencephalography and clinical Neurophysiology 106 (1998) 283-296. 1998 Elsevier Science Ireland Ltd.

-Jeremy I. Skipper, Susan Goldin-Meadow, Howard C. Nusbaum, and Steven L Small. Speech-associated gestures, Broca's area, and the human mirror system. Brain Lang. 2007 June ; 101(3): 260-277. 2007 Published by Elsevier Inc. NIH Public Access, Author Manuscript. Author manuscript; available in PMC 2009 June 29.

-DIETRICH STOUT, NICHOLAS TOTH, AND KATHY SCHICK. COMPARING THE NEURAL FOUNDATIONS OF OLDOWAN AND ACHEULEAN TOOLMAKING: A PILOT STUDY USING POSITRON EMISSION TOMOGRAPHY (PET). STONE AGE INSTITUTE PUBLICATION SERIES, NUMBER 1. THE OLDOWAN: Case Studies Into the Earliest Stone Age. Edited by Nicholas Toth and Kathy Schick. 2006.

-Dietrich Stout, Nicholas Toth, Kathy Schick, and Thierry Chaminade. Neural correlates of Early Stone Age toolmaking: technology, language and cognition in human evolution. PHILOSOPHICAL TRANSACTIONS OF ROYAL SOCIETY B. 12 June 2008. Vol 363, no. 1499, 1939-1949.

-Natalie Thaïs Uomini, and Georg Friedrich Meyer. Shared Brain Lateralization Patterns in Language and Acheulean Stone Tool Production: A Functional Transcranial Doppler Ultrasound Study. PLoS ONE 8(8). August 30, 2013.


LATERALIDAD

Tiempo anterior a 3.39 millones de años antes del presente Australopithecus afarensis añadió la carne a su nutrición (Shannon P. McPherron, et Alii. 2010). Para la carnicería de los grandes animales africanos precisó fabricar utensilios. La conducta manipulativa común a todas las especies de Primates -coger, colocar, desgarrar, et c.-, aparece especializada desde entonces para fabricar y manipular utensilios de piedra, cortar la carne, y legrar y percutir los huesos. Al genus Homo, el proceso evolutivo de la conducta manipulativa especializada fue condicionado después por el proceso de Lateralidad Diestra, resultando la preferencia a una mayoría de individuos para iniciar antes las acciones con la mano diestra -la mano preferida- respecto la otra mano, y después acompañar esas acciones con la mano siniestra -la mano secundaria-.

PROCESO

El genus Homo posee una organización propia del Sistema Nervioso. Esta característica es una sinapomorfia. Pero poco después de aparecer sobre la tierra el genus Homo fue afectado por un proceso de Lateralidad Diestra. El incremento de Lateralidad para la mano diestra fue progresivo -la actualidad, afecta a 88.2% de individuos. El ratio de Lateralidad Diestra y Lateralidad Siniestra de Chimpazés es ~ 50 : 50 (Nicholas Toth, 1985).

-Ratio Promedio de Individuos Diestros y Siniestros en yacimientos de Koobi Fora, Kenya, 1.5-1.9 millones de años antes del presente: 57 : 43

Locality -Dating -Ratio

FxJj 1 -1.88 ± 0.02 MYA -Ratio 1 : 0

FxJj 3 -1.88 ± 0.02 MYA -Ratio 67 : 33

FxJj 10 -KBS Tuff -Ratio 60 : 40

FxJj 50 -1.56 MYA -Ratio 56 : 44

FxJj 18GL -1.56 MYA -Ratio 57 : 43

FxJj 63 -1.2-1.4 MYA -Ratio 55 : 45

-Ratio Promedio de Individuos Diestros y Siniestro en el yacimiento de Ambrona, Spain, 350 mil años antes del presente: 61 : 39

Levels -Ratio

Lower Levels -Ratio 68 : 32

Upper Levels -Ratio 55 : 45

Está adaptado de Nicholas Toth, 1985

Asimetrías de Gyrus Frontalis Inferior Siniestro

KNM-ET 1470 CraniumHomo erectus, es el cráneo fósil más antiguo recuperado del genus Homo, y presenta las más antiguas impresiones de asimetrías de Pars triangularis y Pars opercularis de Gyrus Frontalis Inferior Siniestro del Telencéfalo, causadas por Lateralidad Diestra (R. L. Holloway, 1983): Pars triangularis de Gyrus Frontalis Inferior del hemisferio siniestro presenta mayor crecimiento respecto a la misma región heterolateral; Pars opercularis de Gyrus Frontalis Inferior del hemisferio siniestro presenta mayor crecimiento respecto a la misma región heterolateral. La edad del fósil KNM-ET 1470 Cranium es mayor a 1.88 ± 0.02 millones de años antes del presente -edad de KBS Tuff-. Y la edad máxima estimada, hacia 2 millones de años antes del presente (Brian Regal, 2004).

Endocasto Homo erectus turkanensis, 1.88-2 millones de años antes del presente. Lado Siniestro. Está adaptado de R. L. Holloway, 1983

Asimetrías de Pars triangularis y Pars opercularis de una muestra de dieciséis individuos diestros y de otra muestra de dieciséis individuos siniestros. Está adaptado de Anne L. Foundas, et Alii, 1998

Asimetrías de Pars triangularis. Una mayoría de individuos diestros -11; N=16-, y una mayoría de individuos siniestros -9; N=16-, ambos grupos mayoritarios presentaron crecimiento asímetrico de Pars Triangularis de Gyrus Frontalis Inferior del hemisferio siniestro (Anne L. Foundas, et Alii. 1998). Los Individuos siniestros presentaron más asimetrías atípicas o inversas de Pars triangularis de Gyrus Frontalis Inferior -9; N=16-, respecto los individuos diestros -1; N=16- (Anne L. Foundas, et Alii. 1998).

Asimetrías de Pars opercularis. Una mayoría de individuos diestros -9; N=16- presentaron crecimiento asimétrico de Pars opercularis de Gyrus Frontalis Inferior del hemisferio siniestro. Una mitad de individuos siniestros -8; N=16- presentaron crecimiento asímetrico de Pars Opercularis de Gyrus Frontalis Inferior del hemisferio diestro (Anne L. Foundas, et Alii.1998). Individuos diestros -3; N=16- e individuos siniestros -3; N=16- presentaron la misma proporción de asimetrías atípicas o inversas de Pars opercularis de Gyrus Frontalis Inferior (Anne L. Foundas, et Alii, 1998).

A algunas especies de Brachyura -Decapoda- la lateralidad aparece también como mayor crecimiento del quelípedo preferido respecto el quelípedo secundario -Pachygrapsus marmoratus en la playa de Roche, Conil de La Frontera, Cádiz-.

Bibliotheca

-R. L. Holloway, Human paleontological evidence relevant to language behavior. Human Neurobiology, 2. 1983.

-Brian Regal. Human evolution: a guide to the debates. ABC-CLIO Inc. 2004.


RELACIÓN DE LA LATERALIDAD SINIESTRA Y HEGEMONÍA FUNCIONAL DEL HEMISFERIO DIESTRO PARA ENTENDER Y PRODUCIR EL HABLA

HEGEMONÍA FUNCIONAL DEL HEMISFERIO DIESTRO PARA HABLAR A INDIVIDUOS DIESTROS SANOS

fTCD -Functional Transcranial Doppler-Ultrasonography

N=188 -Féminas, N=111, 59%; Varones, N=77, 41%-. Individuos sanos solo diestros moderados o fuertes -Índice de Lateralidad Diestra del Inventario de Edinburgh superior al 30%- (S. Knecht, et Alii. 2000a).

Un individuo sano diestro de cada trece individuos sanos diestros presenta hegemonía funcional del hemisferio diestro para entender y producir El Habla (S. Knecht, et Alii. 2000a)

El Índice de Lateralidad Diestra del Inventario de Edinburgh, a ~75% de los individuos era superior al 80% (S. Knecht, et Alii. 2000a). ~7.5% de los individuos diestros -N=14- presentaron hegemonía funcional del hemisferio diestro para entender y producir El Habla (S. Knecht, et Alii. 2000a). ~92.5% de los individuos diestros presentaron hegemonía funcional del hemisferio siniestro para entender y producir El Habla .(S. Knecht, et Alii. 2000a). La distribuición de la hegemonía funcional de un hemisferio para entender y producir El Habla fue equivalente a varones y a féminas (S. Knecht, et Alii. 2000a).

LATERALIDAD Y HEGEMONÍA FUNCIONAL HEMISFÉRICA PARA HABLAR A HUMANOS SANOS

fTCD -Functional Transcranial Doppler-Ultrasonography

N=326 individuos sanos -198 féminas, y 128 varones-. Lateralidad desde -100, lateralidad siniestra fuerte, a +100, lateralidad diestra fuerte (S. Knecht, et Alii. 2000b).

La Hegemonía Funcional del Hemisferio Diestro para entender y producir El Habla

La hegemonía funcional del hemisferio diestro para entender y producir El Habla presenta aumento lineal con el grado de lateralidad siniestra, desde ~4% de hegemonía funcional del hemisferio diestro para hablar a diestros fuertes -lateralidad +100-, 15% de hegemonía funcional del hemisferio diestro para hablar a individuos con ambas lateralizaciones hábiles, y 27% de hegemonía funcional del hemisferio diestro para hablar a siniestros fuertes -lateralidad -100- (S. Knecht, et Alii. 2000b). Ratios de los grupos analizados: >+99: 4%, +75 a +99: 6%, +25 a +75: 10%, +25 a -25: 11%, -25 a -75: 22%, -75 a -99: 27%, <-99: 27% (S. Knecht, et Alii. 2000b).

La lateralidad siniestra, aunque no pareciera una condición ni una causa necesaria, aumenta la posibilidad de la hegemonía funcional del hemisferio diestro para hablar (S. Knecht, et Alii. 2000b). La lateralidad siniestra de los progenitores aumenta a las progenies la posibilidad de la hegemonía funcional del hemisferio diestro para hablar (S. Knecht, et Alii. 2000b). La coincidencia con la lateralidad siniestra de la hegemonía funcional del hemisferio diestro para entender y producir El Habla haría hereditaria esta última cualidad; la hegemonía funcional del hemisferio diestro para entender y producir El Habla aumenta desde 4% a las progenies de individuos diestros -Progenitores: Índice de Lateralidad Diestra del Inventario de Edinburgh +75 o superior; N= 145, Rango +89 a +100-, hasta 29% a las progenies de individuos siniestros -Progenitores: Índice de Lateralidad Siniestra del Inventario de Edinburgh -75 o inferior; N=14, Rango -90 a -100- (S. Knecht, et Alii. 2000b).

Ratios de la hegemonía funcional del hemisferio diestro para hablar, y la lateralidad siniestra -grados de lateralidad establecidos por Edinburg Handedness Inventory; líneas discontinuas para referir cada grupo-. Está adaptado de S. Knecht, et Alii, 2000b.

Bibliotheca

-S. Knecht, M. Deppe, B. Dräger, L. Bobe, H. Lohmann, E.B. Ringelstein, and H. Henningsen. Language lateralization in healthy righthanders. Brain. Volume 123, Issue 1, 1 January 2000. DOI: https://dx.doi.org/10.1093/brain/123.1.74

-S. Knecht, B. Dräger, M. Deppe, L. Bobe, H. Lohmann, A. Flöel, E.B. Ringelstein, and H. Henningsen. Handedness and hemispheric language dominance in healthy humans. Brain. Volume 123, Issue 12, 01 December 2000. DOI: https://dx.doi.org/10.1093/brain/123.12.2512


AUDICIÓN DE LAS VOCES

HOMO SAPIENS, Y LOS OTROS PRIMATES VIVIENTES POSEEN ÁREAS AUDITIVAS NO PRIMARIAS QUE PRESENTAN ACTIVACIÓN PARA LAS VOCES CONESPECÍFICAS (Attila Andics, et Alii. 2014). ESTAS ÁREAS PARA LAS VOCES CONESPECÍFICAS EVOLUCIONARON DESDE ~30 MILLONES DE AÑOS ANTES DEL PRESENTE (HOMINOIDEA) (Attila Andics, et Alii. 2014). CANIS POSEE TAMBIÉN ÁREAS AUDITIVAS NO PRIMARIAS QUE PRESENTAN ACTIVACIÓN PARA LAS VOCES CONESPECÍFICAS (Attila Andics, et Alii. 2014).

ACTIVIDAD AUDITIVA -fMRI

fMRI A PERROS VIGILANTES (N=11) Y HOMO SAPIENS (N=22). ESTÍMULOS: VOCES HUMANAS -VARIACIÓN EMOCIONAL DE MUY NEGATIVA A MUY POSITIVA-, VOCES DE PERROS, RUIDOS AMBIENTALES NO VOCALES, Y UNA LÍNEA BÁSICA DE SILENCIO

Homo sapiens

-HOMO SAPIENS PRESENTÓ ACTIVACIÓN DEL GIRO TEMPORAL SUPERIOR BILATERAL, Y DEL GIRO FRONTAL INFERIOR DIESTRO (Attila Andics, et Alii. 2014). TAMBIÉN, HOMO SAPIENS PRESENTÓ ACTIVACIÓN SUBCORTICAL EXTENDIDA HACIA EL CEREBELO: EL TALAMO AUDITIVO BILATERAL -NÚCLEO GENICULADO MEDIAL, MGB, INCLUIDO EL COLÍCULO INFERIOR- (Attila Andics, et Alii. 2014). HOMO SAPIENS PRESENTÓ ACTIVACIÓN MÁXIMA DE CASI TODAS LAS ÁREAS AUDITIVAS PARA LAS VOCES HUMANAS -87%-; NÚCLEO GENICULADO MEDIAL -MGB- PRESENTÓ ACTIVACIÓN MÁXIMA A LAS VOCES DE LOS PERROS -10%-; NINGUNA ÁREA O ESTRUCTURA NEURAL PRESENTÓ RESPUESTA MÁXIMA A LOS RUIDOS AMBIENTALES NO VOCALES -3%- (Attila Andics, et Alii. 2014).

Canis lupus familiaris

-CANIS LUPUS FAMILIARIS PRESENTÓ ACTIVACIÓN MÁXIMA DE LAS ÁREAS AUDITIVAS, PARA LAS VOCES DE LOS PERROS -39%-, PARA LA VOZ HUMANA -13%-, Y PARA RUIDOS AMBIENTALES NO VOCALES -48% (Attila Andics, et Alii. 2014).

ÁREAS AUDITIVAS PARA LAS VOCES

La especialización de áreas auditivas para percibir las voces conespecíficas -Región Ventral del Giro Temporal Superior, vGTS, y Polo Temporal, PT- parece Una Plesiomorfia evolucionada por los órdenes de Mammalia, presente a Primates arborícolas y Primates humanos (Attila Andics, et Alii. 2014). Perros, y criaturas no primates poseen áreas auditivas especializadas para percibir las voces conespecíficas (Attila Andics, et Alii. 2014).

A HOMO SAPIENS GIRO TEMPORAL SUPERIOR -GTS- BILATERAL, INCLUIDAS LAS ÁREAS VENTRAL -vGTS-, MEDIAL -mGTS-, DORSAL -dGTS-, Y POLO TEMPORAL -PT-, Y GIRO FRONTAL INFERIOR DIESTRO -GFI- PRESENTARON MAYOR ACTIVACIÓN PARA LAS VOCES HUMANAS, RESPECTO LAS VOCES DE LOS PERROS Y LOS SONIDOS NO VOCALES (Attila Andics, et Alii. 2014). A HOMO SAPIENS LAS ÁREAS mGTS Y dGTS PRESENTARON MAYOR ACTIVACIÓN PARA LAS VOCES DE LOS PERROS RESPECTO A LAS VOCES HUMANAS Y LOS SONIDOS NO VOCALES (Attila Andics, et Alii. 2014) -estas áreas auditivas aparecen especializadas como carácter plesiomórfico familiar de Hominidae y ordinal de Primates, Parvorden Catharrini, para las voces heteroespecíficas (Attila Andics, et Alii. 2014)-, PERO vGTS Y PT PRESENTARON ACTIVACIÓN SIMILAR PARA LAS VOCES DE LOS PERROS Y PARA LOS SONIDOS NO VOCALES (Attila Andics, et Alii. 2014). A HOMO SAPIENS EL NÚCLEO GENICULADO MEDIAL BILATERAL PRESENTÓ ACTIVACIÓN MÁXIMA PARA LAS VOCES DE LOS PERROS RESPECTO A LAS VOCES HUMANAS Y LOS SONIDOS NO VOCALES (Attila Andics, et Alii. 2014).

fMRI. Áreas Auditivas del Giro Temporal Superior y Áreas del Giro Frontal Inferior respondieron a Las Voces Humanas -rojo; 87%-, a Las Voces de Los Perros -azul; 10%-, y a los sonidos ambientales no vocales -verde; 3%. Está adaptado de Attila Andics, et Alii. 2014.

EL GIRO FRONTAL INFERIOR DIESTRO RECONOCE LAS VOCES CONESPECÍFICAS (Attila Andics, et Alii. 2014).

A Homo sapiens Giro Temporal Superior (Bilateral), Polo Temporal Ventral (Bilateral), y Giro Frontal Inferior (Bilateral, pero Diestro hegemónoco) presentaron activación para voces conespecíficas (Attila Andics, et Alii. 2014). Las regiones Medial -mGTS- y Dorsal -dGTS- del Giro Temporal Superior presentaron activación para voces heteroespecíficas -Las voces de los perros- (Attila Andics, et Alii. 2014).

LA TRANSMISIÓN VOCAL DE LAS EMOCIONES ES COMÚN A PRIMATES ARBORÍCOLAS Y A PRIMATES HUMANOS (Attila Andics, et Alii. 2014)

A HOMO SAPIENS EL ÁREA MEDIAL DEL GIRO TEMPORAL SUPERIOR -mGTS- BILATERAL -EL HEMISFERIO DIESTRO APARECIÓ HEGEMÓNICO-, PRESENTÓ ACTIVACIÓN MÁXIMA A LAS EMOCIONES POSITIVAS, PARA LA VOCES HUMANAS Y LAS VOCES DE LOS PERROS (Attila Andics, et Alii. 2014) -EL ÁREA MEDIAL DEL GIRO TEMPORAL SUPERIOR, mGTS, BILATERAL RESPONDIÓ AL CONTENIDO AFECTIVO DE LAS VOCES CONESPECÍFICAS Y HETEROESPECÍFICAS- (Attila Andics, et Alii. 2014); LOS ÓRDENES DE MAMMALIA PRESENTAN RESPUESTAS AL CONTENIDO ÉMOCIONAL DE LAS VOCES CONESPECÍFICAS Y LAS VOCES HETEROESPECÍFICAS (Attila Andics, et Alii. 2014). LA VALENCIA EMOCIONAL AUMENTA CUANDO DISMINUYE LA DURACIÓN DE LA LLAMADA, PERO LA INTENSIDAD DE LA EMOCIÓN CRECE CUANDO LA FRECUENCIA FUNDAMENTAL F0 AUMENTA (Attila Andics, et Alii. 2014). LA DISMINUCIÓN DE LA DURACIÓN DE LA LLAMADA MINORÓ LA ACTIVIDAD NEURAL DEL PERRO; EL AUMENTO DE LA FRECUENCIA FUNDAMENTAL F0 DISMINUYÓ LA ACTIVIDAD NEURAL DEL PERRO Y DE HOMO SAPIENS -ÁREAS MEDIAL Y DORSAL DEL GIRO TEMPORAL SUPERIOR, INMEDIATAS AL CÓRTEX AUDITIVO PRIMARIO- (Attila Andics, et Alii. 2014).

fMRI. Preferencia de las áreas auditivas del Giro Temporal Superior y las áreas del Giro Frontal Inferior para las voces humanas -rojo- y las voces de los perros -azul-; respuesta de las áreas auditivas humanas al contenido afectivo de las emociones transmitidas por las voces humanas -naranja- y las voces de los perros -púrpura. Está adaptado de Attila Andics, et Alii. 2014

A Canis, y a Homo sapiens, El Hemisferio Diestro parece presentar hegemonía funcional para procesar el contenido emocional de las voces (Attila Andics, et Alii. 2014).

Bibliotheca

-Attila Andics, Márta Gácsi, Tamás Faragó , Anna Kis, and Ádám Miklósi. Voice-Sensitive Regions in the Dog and Human Brain Are Revealed by Comparative fMRI. Current Biology 24, 1-5, March 3, 2014. https://dx.doi.org/10.1016/j.cub.2014.01.058.


LA DISCRIMINACIÓN INFANTIL DEL HABLA MATERNA

Los Infantes, hasta los ocho meses, discriminan las voces significadas con cualquiera lengua; después la discriminación de la lengua nativa mejora, pero la discriminación de las lenguas extranjeras declina (Patricia K. Kuhl, et Alii. 2014).

-Infantes a los siete meses de vida: Al Habla, tanto para sílabas nativas y como para sílabas extranjeras, presentan activación equivalente áreas auditivas -Giro Temporal Superior-, y áreas motoras -Pars triangularis, y Pars opercularis del Giro Frontal Inferior- y Cerebelo (Patricia K. Kuhl, et Alii. 2014).



Media de las ondas magnéticas registradas con MEG desde STG -punto verde- e IFG -punto rojo- de los hemisferios siniestro y diestro a infantes de once meses de vida, registradas como activación infrecuente -línea roja-, frecuente -línea azul- y como diferencia de infrecuente a frecuente -línea verde-, para responder al Habla Nativa -superior- y al Habla Extranjera -inferior-. Está adaptado de Patricia K. Kuhl, et Alii. 2014.

Media de las ondas magnéticas registradas con MEG desde STG -punto verde- e IFG -punto rojo- de los hemisferios siniestro y diestro a infantes de siete meses de vida, registradas como activación infrecuente -línea roja-, frecuente -línea azul- y como diferencia de infrecuente a frecuente -línea verde-, para responder al Habla Nativa -superior- y al Habla Extranjera -inferior-. Está adaptado de Patricia K. Kuhl, et Alii. 2014.

-Infantes a los doce meses de vida: Al Habla nativa, respecto las áreas motoras, presentan mayor activación bilateral áreas auditivas. Al Habla extranjera, respecto las áreas auditivas, presentan mayor activación bilateral áreas motoras -Pars triangularis, y Pars opercularis del Giro Frontal Inferior- y Cerebelo; esta doble disociación ya coincide con las respuestas de los individuos maduros (Patricia K. Kuhl, et Alii. 2014).

Media de las ondas magnéticas registradas con MEG desde STG -punto verde- e IFG -punto rojo- de los hemisferios siniestro y diestro a infantes de once meses de vida, registradas como activación infrecuente -línea roja-, frecuente -línea azul- y como diferencia de infrecuente a frecuente -línea verde-, para responder al Habla Nativa -superior- y al Habla Extranjera -inferior-. Está adaptado de Patricia K. Kuhl, et Alii. 2014.

Discriminación para la lengua materna

Los primeros seis meses de vida los infantes discriminan vocales y consonantes de cualquier lengua -como sugieren las mediciones conductuales y neurales- (Patricia K. Kuhl, et Alii. 2014). Para los doce meses de vida aumenta la discriminación para la lengua materna y declina para las lenguas extranjeras (Patricia K. Kuhl, et Alii. 2014).

A los recién nacidos presentó activación El Giro Temporal Superior -STG- para las sílabas del Habla, los tonos armónicos, y los tonos puros, pero ninguna activación El Giro Frontal Inferior -IFG-; a los infantes después de los seis meses de vida, y después de los doce meses de vida presentaron activación sincrónica tanto El Giro Temporal Superior -STG- como El Giro Frontal Inferior -IFG- para las voces, pero no para los sonidos no verbales -Imada, et Alii. 2006- (Patricia K. Kuhl, et Alii. 2014).

De siete a doce meses de vida El Sistema Nervioso discrimina la respuesta específica -activación de áreas auditivas, Giro Temporal Superior, y activación relativa de áreas motoras, Pars triangularis, y Pars opercularis, y Cerebelo- para las voces -sílabas del Habla Nativa, y sílabas del Habla Extranjera- (Patricia K. Kuhl, et Alii. 2014). A los infantes después de los doce meses de vida, respecto la activación relativa de las áreas motoras y Cerebelo, las áreas auditivas presentan superior activación bilateral para las voces nativas y para las voces extranjeras; pero, respecto las voces nativas, las áreas motoras y Cerebelo presentan mayor activación bilateral relativa para las voces extranjeras (Patricia K. Kuhl, et Alii. 2014). A los individuos maduros presentan activación para hablar áreas del hemisferio siniestro, incluídas Pars triangularis y Pars opercularis del Giro Frontal Inferior, El Córtex Premotor, El Giro Temporal Superior, y La Ínsula Ventral, y El Cerebelo (Patricia K. Kuhl, et Alii. 2014).

Bibliotheca

-Patricia K. Kuhl, Rey R. Ramírez, Alexis Bosseler, Jo-Fu Lotus Lin, and Toshiaki Imada. Infants' brain responses to speech suggest Analysis by Synthesis. PNAS August 5, 2014 vol. 111 no. 31 11238-11245. doi: 10.1073/pnas.1410963111.