Hominina

BOU-VP 12/130 Australopithecus garhi



Hominina


DIK-1-1 Australopithecus afarensis


HOMININA. BIOTOPO Y NUTRICIÓN DE LOS PRIMEROS BÍPEDOS

Ardipithecus ramidus

-Ardipithecus ramidus. Lower Aramis Member, Sagantole Formation: 4.416 ± 0.031 -4.419 ± 0.068 MYA (Ar40-Ar39) (Tim D. White, et Alii. 2006).

Aramis

Aramis, Localidades 1 a 7 -VP Localities-, al Oeste del Río Awash -Área de Estudio Paleoantropológico del Awash Medio-, Afar, Ethiopia. 4.39 ± 0.03 MYA -edad de Gàala Vitric Tuff Complex, que subyace inmediata a Daam Aatu Basaltic Tuff; todos los especímenes recuperados aparecieron entre Daam Aatu Basaltic Tuff y la superficie, solo a 3 metros de altitud sobre la toba (Tim D. White, et Alii. 1994).

Biotopo Tipo: Selva de Sabana, cubierta por hierbas C4, entre 30% y 70% -Media C4: Entre 40% y 60% de la biomasa (Hábitat más abierto a La Selva Cerrada). 78 de 84 sitios de Aramis poseyeron biomasa C4 superior a un 40% -correspondía a un hábitat con un 5% a un 25% de arbolado, y arbustos y matorrales áridos, y praderas. Durante El Plioceno Temprano Aramis, como El Río Omo, y La Cuenca del Lago Turkana, fue una sabana arbolada cubierta por hierbas -árboles, menor a un 40%-. La media de Hierbas detectadas por análisis de fitolitos de 32 muestras ejemplares fue 60% ± 17% (M. Domínguez-Rodrigo, 2014). Paleoecología: Biotopo abierto arbolado sobre un curso fluvial perenne (M. Domínguez-Rodrigo, 2014).

Gona

-70 kilómetros al Norte de Aramis; Incluye localidades de Ardipithecus ramidus y localidades de Ardipithecus kadabba (M. Domínguez-Rodrigo, 2014)-

As Duma, Gona Western Margin, Afar, Ethiopia. 4.32-4.51 MYA. GWM-3 (2 kilómetros entorno): δ13C -3.9 ‰ a -12 ‰, y promedio -7.5 ‰ -Selvas (Árboles -C3), y Sabana Arbolada (Árboles, y Arbustos -C3) cubierta por Hierbas estacionales -C4-. En las inmediaciones de GWM-3 hasta 50% de Hierbas: δ13C -3.9 ‰ a -7.9 ‰, y promedio -6 ‰ (N=4) (Sileshi Semaw, et Alii. 2005).

Biotopo Tipo: Pradera arbolada. Gramíneas C4 -mínimo 50 % de biomasa de gramíneas C4 en una de las localidades que contuvieron los fósiles de Ardipithecus ramidus (GWM3). El análisis del esmalte dental de los animales de Gona sugiere que podían componer su dieta con una biomasa inmediata de gramíneas C4 (M. Domínguez-Rodrigo, 2014).


Ratio 12C 13C

Plantas C3 -Árboles, Arbustos, Matorrales, Herbáceas-: δ13C -22 ‰ a -30 ‰, y promedio -26.5 ‰ (Matt Sponheimer and Julia A. Lee-Thorp, 1999).

ESMALTE DENTAL. Animales que comen plantas C3 -incluyendo las frutas, las hojas, y las raices de los árboles, los arbustos y las herbáceas- presentan δ13C entre -10 ‰ y -16 ‰ (Matt Sponheimer and Julia A. Lee-Thorp, 1999).

Plantas C4 -Hierbas Trópicales, y Juncias -Ciperaceae-: δ13C -10 ‰ a -14 ‰, y promedio -12.5 ‰ (Matt Sponheimer and Julia A. Lee-Thorp, 1999).

ESMALTE DENTAL. Animales que comen plantas C4, incluyendo las hojas, las semillas, y las raíces de hierbas tropicales, y Juncias -Ciperaceae-, presentan δ13C entre -2 ‰ y 2 ‰ (Matt Sponheimer and Julia A. Lee-Thorp, 1999).


La dieta de Ardipithecus ramidus -Hominini cuadrúpedos arborícolas- era poco abrasiva (Sileshi Semaw, et Alii. 2005).

Australopithecus anamensis

Ardipithecus y Australopithecus poseen líneas temporales excluyentes (Tim D. White, et Alii. 2006). La presencia más antigua de Australopithecus en la cuenca del Lago Turkana coincide con la presencia más antigua de Australopithecus en El Rift de Afar (Tim D. White, et Alii. 2006).

-Aramis Locality 14 (A una altitud ~80 metros sobre los yacimientos de Ardipithecus ramidus, en El Miembro Adgantole: ARA-VP-14, Adgantole Member, Sagantole Formation, Middle Awash, Afar Rift, Ethiopia: ~4.12 MYA), y Asa Issie Area (ASI-VP-2, y ASI-VP-5): ~4.1-4.2 MYA (Tim D. White, et Alii. 2006).

Middle Awash, Afar, fue hábitat de Ardipithecus y después de Australopithecus anamensis. Una hipótesis sugiere la anagénesis de Australopithecus durante ~200 KY por Ardipithecus ramidus entre ~4.2 MYA y ~4.4 MYA.

AUSTRALOPITHECUS ANAMENSIS. 3.9-4.2 MYA

Biotopos afectados por las dos estaciones tropicales: Selvas abiertas, o galerías de selvas extendidas hasta la sabana, y selvas de sabana (F. Estebaranz, et Alii. 2011).

Adaptación para masticar alimentos más duros y abrasivos

La Dentadura de Australopithecus aparece mejor adaptada para masticar una dieta de alimentos más duros y abrasivos: Hierbas, y Semillas, Frutos Secos, y Herbáceas (F. Estebaranz, et Alii. 2011). La Dentadura de Australopithecus anamensis aparece mejor adaptada para masticar una dieta de alimentos más duros y abrasivos respecto Ardipithecus (Tim D. White, et Alii. 2006). Esta adaptación sugiere la expansión intensiva del nido desde la selva para nutrirse en biotopos más abiertos (Tim D. White, et Alii. 2006). UNA DIETA SIMILAR A PAPIONI VIVIENTES -Cercocebus, Mandrillus, y Cercopithecus: SEMILLAS, NUECES, RIZOMAS, TUBÉRCULOS, RAÍCES (F. Estebaranz, et Alii. 2011).

-Cercocebus sanjei: En Tanzania. Biotopo: Selvas montanas y basales, mosaico de selvas y sabana, y otras... -Los individuos de esta especie durante ~50% del tiempo están buscando en los suelos de la selva... Dieta de frutas, frutos secos, semillas, y herbáceas (Ehardt, C, et Alii. 2008).

-Mandrillus sphinx- En Camerún, Guinea Ecuatorial, Gabón, Congo... Biotopos: Selvas tropicales perennes atlánticas, y mosaico de selvas y sabana. Omnívoros. Dieta: Frutas, o herbáceas -las frutas son dieta preferida cuando existe disponibilidad; la fructificación de los árboles y las lianas de la selva primaria es irregular-, brotes, hojas, raíces, insectos, hongos, y semillas... (Oates, J.F. and Butynski, T.M. 2008).

NECESIDADES PARTICULARES DE GLUTAMINA DE LOS PRIMEROS BÍPEDOS ERECTOS

Since his origin, the bipedalism was needing vegetable diet with copious glutamine for grow the muscles. En el suelo del Rift, los primeros bípedos fitófagos Australopithecus anamensis compusieron su nutricióncon vegetales que contenían copiosa glutamina -hierbas, y semillas, frutos secos, y herbáceas... (F. Estebaranz, et Alii. 2011)-.

Bibliotheca

-M. Domínguez-Rodrigo. Is the "Savanna Hypothesis" a Dead Concept for Explaining the Emergence of the Earliest Hominins? Current Anthropology Volume 55, Number 1, February 2014.

-Ehardt, C., Butynski, T.M. and Struhsaker, T. 2008. Cercocebus sanjei. In: IUCN 2013. IUCN Red List of Threatened Species. Version 2013.2. <www.iucnredlist.org>. Downloaded on 31 March 2014.

-F. Estebaranz, L. M. Martínez, J. Galbany, and A. Pérez-Pérez. East African australopithecine buccal dental microwear reveals that A. anamensis' feeding ecology was Cercopithecoidea-like. 3rd East African Association for Paleoanthropology and Paleontology (EAAPP) Conference. Addis Ababa, Ethiopia. August, 2011. From Dental microwear and dental ecology, Mar 16, 2011.

-Oates, J.F. and Butynski, T.M. 2008. Mandrillus sphinx. In: IUCN 2013. IUCN Red List of Threatened Species. Version 2013.2. <www.iucnredlist.org>. Downloaded on 31 March 2014.

-Sileshi Semaw, Scott W. Simpson, Jay Quade, Paul R. Renne, Robert F. Butler, William C. McIntosh, Naomi Levin, Manuel Dominguez-Rodrigo, y Michael J. Rogers. Early Pliocene hominids from Gona, Ethiopia. NATURE, VOL 433. 20 JANUARY 2005.

-Matt Sponheimer and Julia A. Lee-Thorp. Isotopic Evidence for the Diet of an Early Hominid, Australopithecus africanus.SCIENCE, Vol 283. 15 January 1999.

-Tim D. White, Gen Suwa, and Berhane Asfaw. Australopithecus ramidus, anew species of early hominid from Aramis, Ethiopia. NATURE, VOL 371. 22 september 1994.

-Tim D. White, Giday WoldeGabriel, Berhane Asfaw, Stan Ambrose, Yonas Beyene, Raymond L. Bernor, Jean-Renaud Boisserie, Brian Currie, Henry Gilbert, Yohannes Haile-Selassie, William K. Hart, Leslea J. Hlusko, F. Clark Howell, Reiko T. Kono, Thomas Lehmann, Antoine Louchart, C. Owen Lovejoy, Paul R. Renne, Haruo Saegusa, Elisabeth S. Vrba, Hank Wesselman, and Gen Suwa. Asa Issie, Aramis and the origin of Australopithecus. NATURE, Vol 440. 13 April 2006.

-Jianzhi Zhang, David M. Webb, and Ondrej Podlaha. Accelerated Protein Evolution and Origins of Human-Specific Features: FOXP2 as an Example. Genetics Society of America. Genetics 162. December 2002.


Principio de La Bipedación -Hominina-

La Bipedación -Locomoción Pedestre; Synapomorphy. Los Fósiles son originarios de Kenya, Ethiopia, Tanzania, Chad, y South Africa.

-Australopithecus anamensis. 4.12 MYA. BIPEDACIÓN -Sinapomorfia-

La morfología del hueso Hioides DIK-1-1 Australopithecus afarensis -SELAM- sugiere que La Bipedación demostró la obso­lescencia de Los Sacos Aéreos extra Laríngeos e indujo El Proceso atrófico para Los sacos Aéreos extra Laríngeos, y posterior pérdida .

Migración de Los Músculos Extrínsecos Laríngeos infra Hioideos sobre el lado frontal del hueso Basihial.

Nutrición. Dieta vegetal, con nutrientes abrasivos, similar a la dieta seguida por Papioni vivientes: Semillas, Nueces, Rizomas, Tubérculos, Raíces... (F. Estebaranz, et Alii. 2011).

-Australopithecus afarensis. Bipedación. Aparato Vocal Humano -Autapomorfia-.

Edades del Aparato Vocal Humano. -Creación y Formación: Australopithecus anamensis; -Adaptación: Australopithecus afarensis fitófagos; -Evolución: Australopithecus afarensis carnívoros omnívoros a H sapiens.

Tanzania: Laletoli Footprints. 3.66 MYA. Individuos Australopithecus afarensis imprimieron sus huellas 3.66 millones de años antes del presente en Laetoli, Tanzania. Australopithecus afarensis adaptaron El Aparato Vocal Humano recién creado. La Comunidad Biológica: La comunidad biológica era una familia conducida por un varón.

Nutrición. Dieta vegetal, con nutrientes poco abrasivos: Frutas, Hierbas, y Cortezas, Hojas, y Médulas... (F. Estebaranz, et Alii. 2009; F. Estebaranz, et Alii. 2011).

-Nutrición con Carne. Un tiempo anterior a 3.39 millones de años antes del presente Austra­lopithecus afarensis había añadido la carne a su nutrición fitófaga (Shannon P. McPherron, et Alii. 2010).

La Fabricación de Utensilios. Un tiempo anterior a 3.39 millones de años antes del presente Australopithecus afarensis fabricaba utensilios para la carnicería (Shannon P. McPherron, et Alii. 2010).

La Organización Empresarial de La Comunidad Biológica. Obtener las materias primas aptas para fabricar utensilios movió La Organización Empresarial a las comunidades biológicas de Australopithecus afarensis (Shannon P. McPherron, et Alii. 2010).

La Vocalización -La posición del hueso Hioides de SELAM, próximo al plano del paladar (Zeresenay Alemseged, et Alii. 2006) refiere Faringe poco alta a Austalopithecus afarensis.

La Voz de Australopithecus afarensis -SELAM-. Cuando vivió Australopithecus afarensis, respecto las vocales actuales, El Aparato Vocal Humano crearía tonos vocales más graves.

Morfología Evolutiva del Hueso Hioides de SELAM (Zeresenay Alemseged, et Alii. 2006).


Las Válvulas Aéreas Ventriculares intra Laríngeas perdieron funcionalidad durante la anagénesis de Australopithecus afarensis. Ventrículos intra Laríngeos -Pan troglodytes-. Está adaptado de ROSA BERMÚDEZ DE ALVEAR, 2000.


-Australopithecus africanus. Makapansgat, Member 3. South Africa.

Nutrición. Dieta Carnívora 3 millones de años antes del presente (Matt Sponheimer, and Julia A. Lee-Thorp. 1999).

-Australopithecus garhi. Los Utensilios conocidos: Núcleos, Lascas, y Fragmentos... Anteriores a 2.517 ± 0.075 MYA (Sileshi Semaw, 2000).

La Comunidad Biológica: Familia.

Organización Empresarial.

Nutrición. Australopithecus garhi añadió la carne de los peces Clarias a la nutrición durante la anagénesis de Homo erectus. En Bouri Formation, Vertebrate Paleontology Locality 12, Afar, Ethiopia, aparecieron los restos fósiles de peces más antiguos conocidos acumulados con restos fósiles de hervívoros terrestres, y relacionados con fragmentos del fémur fósil de un individuo Australopithecus garhi, BOU-VP-12/1 A-G (Berhane Asfaw, et Alii. 1999). Dry season pregnant females of species Australopithecus garhi added Clarias meat to their nutrition during Anagenesis of Homo erectus.

Nutrición de Hominina

La dieta de Hominini arborícolas fitófagos, era poco abrasiva (Sileshi Semaw, et Alii. 2005). Australopithecus anamensis -Hominina, Bípedos- componían su nutrición con vegetales del suelo de bosques y sabanas -era una dieta abrasiva. Australopithecus afarensis, 3.5 millones de años antes del presente, también componía su nutrición con vegetales del suelo de bosques y sabanas, pero la dieta de Australopithecus afarensis era menos abrasiva que la dieta de Australopithecus anamensis. Un tiempo anterior a 3.39 millones de años antes del presente, Australopithecus afarensis fitófagos añadió la carne de los animales terrestres a su nutrición. 3 millones de años antes del presente, la dieta de Australopithecus africanus incluiría o pastos C4 -hierbas y semillas-, o la carne de herbívoros terrestres alimentados con pastos C4, o ambos -esos vegetales y esos animales-. Poco después de 2.496 millones de años antes del presente, la estación seca, durante la gestación y la lactancia, las féminas Australopithecus garhi habían añadido la carne de los peces -Siluriformes, Clarias- a su nutrición omnívora. Ese último tiempo refiere la anagénesis de Homo erectus. La necesidad particular de ácidos grasos poliinsaturados n-3 esenciales aumenta durante la gestación y la lactancia (CARLSON, and KINGSTON. 2007 a). La relación porcentual de DHA por 100 gramos de carne de algunas especies de Clarias (Osibona, et Alii. 2009) es suficiente para satisfacer las necesidades diarias de DHA de una gestante Homo sapiens (CARLSON, and KINGSTON. 2007 b). La estación seca en Great Rift fue un tiempo óptimo para pescar con las manos Clarias sps.y otros peces (Klathlyn Stewart, 1994); durante la estación seca los vegetales son escasos y poco nutritivos y la carne de los animales terrestres es magra (Klathlyn Stewart, 1994).

Bibliotheca

-Berhane Asfaw, Tim White, Owen Lovejoy, Bruce Latimer, Scott Simpson, and Gen Suwa. Australopithecus garhi: A New Species of Early Hominid from Ethiopia. SCIENCE, VOL 284. 23 april 1999.

-Zeresenay Alemseged, Fred Spoor, William H. Kimbel, René Bobe, Denis Geraads, et Alii. A juvenile early hominin skeleton from Dikika, Ethiopia. NATURE, Vol 443, 21 September 2006.

-BRYCE A. CARLSON, and JOHN D. KINGSTON. Docosahexaenoic Acid, the Aquatic Diet, and Hominin Encephalization: Difficulties in Establishing Evolutionary Links. AMERICAN JOURNAL OF HUMAN BIOLOGY, 19. 2007 a.

-BRYCE A. CARLSON, and JOHN D. KINGSTON. Docosahexaenoic Acid Biosynthesis and Dietary Contingency: Encephalization Without Aquatic Constraint. AMERICAN JOURNAL OF HUMAN BIOLOGY, 19. 2007 b.

-STEPHEN C. CUNNANE, MÉLANIE PLOURDE, KATHY STEWART, and MICHAEL A. CRAWFORD. Docosahexaenoic Acid and Shore-Based Diets in Hominin Encephalization: A Rebuttal. AMERICAN JOURNAL OF HUMAN BIOLOGY, 19. 2007.

-F. Estebaranz, L.M. Martínez, J. Galbany, D. Turbón, and A. Pérez-Pérez. Testing hypotheses of dietary reconstruction from buccal dental microwear in Australopithecus afarensis. Journal of Human Evolution. Volume 57, Issue 6. December 2009.

-F. Estebaranz, L. M. Martínez, J. Galbany, and A. Pérez-Pérez. East African australopithecine buccal dental microwear reveals that A. anamensis' feeding ecology was Cercopithecoidea-like. 3rd East African Association for Paleoanthropology and Paleontology (EAAPP) Conference. Addis Ababa, Ethiopia. August, 2011. From Dental microwear and dental ecology, Mar 16, 2011.

-Jean de Heinzelin, J. Desmond Clark, Tim White, William Hart, Paul Renne, Giday WoldeGabriel, Yonas Beyene, Elisabeth Vrba. Environment and Behavior of 2.5-Million-Year-Old Bouri Hominids. SCIENCE, VOL 284. 23 APRIL 1999.

-Shannon P. McPherron, Zeresenay Alemseged, Curtis W. Marean, Jonathan G. Winn, Denné Reed, Denis Geraads, René Bobe, and Hamdallah A. Béarat. Evidence for stone-tool-assisted consumption of animal tissues before 3.39 million years ago at Dikika, Ethiopia. Nature, 466. 12 August 2.010.

-Osibona AO, Kusemiju K, and GR Akande. FATTY ACID COMPOSITION AND AMINO ACID PROFILE OF TWO FRESHWATER SPECIES, AFRICAN CATFISH (CLARIAS GARIEPINUS) AND TILAPIA (TILAPIA ZILLII). AFRICAN JOURNAL OF FOOD AGRICULTURE NUTRITION AND DEVELOPMENT. Volume 9, No. 1. January 2009. ONLINE.

-Sileshi Semaw. The World`s Oldest Stone Artefacts from Gona, Ethiopia: Their Implications for Understanding Stone Technology and Patterns of Human Evolution Between 2.6-1.5 Million Years Ago. Journal of Archaeological Science, 27. 2000.

-Sileshi Semaw, Scott W. Simpson, Jay Quade, Paul R. Renne, Robert F. Butter, et Alii. Early Pliocene hominids from Gona, Ethiopia. Nature, Vol. 433. 20 January 2005.

-Matt Sponheimer and Julia A. Lee-Thorp. Isotopic Evidence for the Diet of an Early Hominid, Australopithecus africanus.SCIENCE, Vol 283. 15 January 1999.

-KATHLYN M. STEWART. EARLY HOMINID UTILISATION OF FISH RESOURCES AND IMPLICATIONS FOR SEASONALITY AND BEHAVIOUR. JOURNAL OF HUMAN EVOLUTION 27, 1.994.

-Tim D. White, Giday WoldeGabriel, Berhane Asfaw, Stan Ambrose, Yonas Beyene, et Alii. Asa Issie, Aramis and the origin of Australopithecus. Nature, Vol 440. 13 April 2006.

-Jianzhi Zhang, David M. Webb, and Ondrej Podlaha. Accelerated Protein Evolution and Origins of Human-Specific Features: FOXP2 as an Example. Genetics Society of America. Genetics 162. December 2002.


CREACIÓN Y FORMACIÓN DEL APARATO VOCAL HUMANO

Hominini

-Ardipithecus ramidus. 4.1-4.4 MYA. Bipedestación. Hominini. Nutrición. Dieta poco abrasi­va -Nutrición Propia de Los Homínidos Cuadrúpedos Arborícolas-.

Hominina

-Australopithecus anamensis. 4.12 MYA. BIPEDACIÓN -Sinapomorfia-.

Australpithecus anamensis componía su nutrición con vegetales del suelo en bosques y sabanas. El estudio del desgaste de las superficies vestibular y oclusal del esmal­te dental ha sugerido que la nutrición de Australopithecus anamensis fue más abrasiva que la nutrición de Australopithecus afarensis. Nutrición. Dieta vegetal con Hierbas, Semillas, Nueces, Rizomas, Tubérculos, Raíces...

La Diferente Selección de Los Progenitores Masculinos para La Generación de La Familia -A HOMININI, PARA EL MEDIO ARBORÍCOLA, SELECCIÓN DE LA JERARQUÍA MASCULINA; A HOMININA, PARA EL MEDIO ABIERTO DE LA SABANA, SELECCIÓN NATURAL- impuso a la relación de los varones con las féminas distintas conductas para vocalizar. Para el medio arborícola, las vocalizaciones con el aire expelido desde los sacos aéreos extra laríngeos permitía la comunicación con potentes llamadas a largas distancias. Para el medio abierto de la sabana, aquellas vocalizaciones fueron ineptas.

Edades para crear el aparato vocal humano

-La ineptitud de las vocalizaciones y llamadas con el aire expelido desde Los Sacos Aéreos extra Laríngeos para el medio abierto de la sabana causó La Obsolescencia de Los Sacos Aéreos extra Laríngeos

-Extinción de la antigua conducta arborícola para vocalizar y llamar con el aire expelido desde Los Sacos Aéreos extra Laríngeos

-Atrofia y Pérdida de Los Sacos Aéreos extra Laríngeos

-Migración de los músculos extrínsecos laríngeos infra hioideos Tirohioideo, y Esternohioideo sobre el lado frontal del hueso Basihial, desde el espacio lateral al espacio medial -FORMA-CIÓN DEL APARATO VOCAL HUMANO-

HUECO TIROHIOIDEO

A Hominini el hueco tirohioideo permaneció estabilizado hasta la anagénesis de Australopithe-cus. A Hominina el hueco tirohioideo adquirió adaptabilidad para ser contraido o extendido. LAS VÁLVULAS AÉREAS VENTRICULARES INTRA LARÍNGEAS PERMANECIERON FUNCIO-NANTES HASTA LA ANAGÉNESIS DE AUSTRALOPITHECUS AFARENSIS.

-Australopithecus afarensis fitófagos. Bipedación. Aparato Vocal Humano -Autapomorfia-.

El estudio de microdesgaste de la superficie oclusal del esmalte dental de Australopithecus afarensis ha sugerido que componía su nutrición con nutrientes vegetales del suelo, blandos y variados, en bosques y sabanas... Australopithecus afarensis herbívoros obtuvieron la aptitud del aparato vocal humano

Laetoli, Tanzania, 3.66 millones de años antes del presente. Huellas de un varón y una fémina Australopithecus afarensis sobre cenizas volcánicas. Está adaptado de TheScientics

-Australopithecus afarensis carnívoros.

Las especies evolutivas han configurado el aparato vocal humano para hablar.

Evolución de La Audición

DURANTE LA VIDA ARBORÍCOLA DE HOMININI, EL OÍDO MEDIO TRANSMITIÓ LA POTENCIA SÓNICA DE LAS VOCALIZACIONES CREADAS CON Y SIN EL AIRE EXPELIDO DESDE LOS SACOS AÉREOS EXTRA LARÍNGEOS. ESTA TRANSMISIÓN PERMANECIÓ (PLESIOMORFIA) DESPUÉS DE LA FORMACIÓN DEL APARATO VOCAL HUMANO -para la frecuencia de 1.1-1.2 kHz, frecuencias propias de las vocalizaciones y llamadas de las féminas Hominini Arborícolas creadas con el aire expelido desde los sacos aéreos extra laríngeos (MARTÍNEZ, I., et Alii. 2004), la transmisión de la potencia sónica de una onda sonora de intensidad 0 dB -10-12 W/m2- es mayor a 10 dB; la representación gráfica aparece como un pico separado del incremento continuo de transmisión de la potencia sónica de la onda sonora a Homo sapiens (Plesiomorfia).

Bibliotheca

-F. Estebaranz, L.M. Martínez, J. Galbany, D. Turbón, and A. Pérez-Pérez.Testing hypotheses of dietary reconstruction from buccal dental microwear in Australopithecus afarensis. Journal of Human Evolution. Volume 57, Issue 6. December 2009.

-F. Estebaranz, L. M. Martínez, J. Galbany, and A. Pérez-Pérez. East African australopithecine buccal dental microwear reveals that A. anamensis' feeding ecology was Cercopithecoidea-like. 3rd East African Association for Paleoanthropology and Paleontology (EAAPP) Conference. Addis Ababa, Ethiopia. August, 2011. From Dental microwear and dental ecology, Mar 16, 2011.

-I. MartÍnez, M. Rosa, J.-L. Arsuaga, P. Jarabo, R. Quam, C. Lorenzo, A. Gracia, J.-M. Carretero, J.-M. Bermúdez de Castro, and E. Carbonell. Auditory capacities in Middle Pleistocene humans from the Sierra de Atapuerca in Spain. PNAS, vol. 101, no. 27. July 6, 2004.

-Sileshi Semaw, Scott W. Simpson, Jay Quade, Paul R. Renne, Robert F. Butter, et Alii. Early Pliocene hominids from Gona, Ethiopia. Nature, Vol. 433. 20 January 2005.


APARATO VOCAL HUMANO: CREACIÓN Y FORMACIÓN DE LA LARINGE HUMANA

La subfamilia Homininae integra a la tribu Gorillini, originaria de los gorilas, al linaje ancestral originario del genus Pan, y a la tribu Hominini, originaria de la subtribu Hominina.

LOS SACOS AÉREOS EXTRA LARÍNGEOS

El tubo respiratorio superior de Chimpacé -Pan troglodytes- carece inserciones de músculos extrínsecos laríngeos al espacio medial del lado frontal del hueso Basihial -El Hueso Hioides-. Los Sacos Aéreos extra Laríngeos ocupan toda la región del hueco dorsal del hueso Basihial -Hueso Hiodes- al final del primer año de la vida (Takeshi Nishimura, et Alii. 2007). Los Sacos Aéreos extra Laríngeos crecen fusionados delante de La Laringe hacia El Hueco Dorsal del hueso Basihial -Hueso Hioides-, y hacia El Tórax, y ocupan esos espacios durante toda la vida de la criatura (Takeshi Nishimura, et Alii. 2007). La Membrana Tirohioidea (DEAN FALK, 1975) inserta el borde superior del hueso Basihial -Hueso Hiodes-; La Membrana Hioepiglótica (DEAN FALK, 1975), un plano superpuesto a La Membrana Tirohioidea, inserta desde ese mismo borde superior del hueso Basihial -Hueso Hioides- La Extremidad Inferior de La Epiglogtis. 

Las Imágenes por Resonancia Magnética fueron efectuadas a Una Fémina Chimpancé, siguiendo durante cuatro años el crecimiento de Los Sacos Aéreos extra Laríngeos. Está adaptado de Takeshi Nishimura, et Alii, 2007.

EVOLUCIÓN DEL TUBO RESPIRATORIO SUPERIOR

Hominina

Tubo Aéreo Superior de Australopithecus

-Atrofia y pérdida de Los Sacos Aéreos extra laríngeos. Australopithecus anamensis es la primera especie bípeda erecta (Tim D. White, et Alii. 2006). La conducta para vocalizar apropiada a La Generación en el medio abierto de la sabana, desde 4.12 millones de años antes del presente, causó la obsolescencia de Los Sacos Aéreos extra Laríngeos. A Aquellos Primeros Hominina, Bípedos Erectos, inflar con el aire expirado Los Sacos Aéreos extra Laríngeos andando sobre el suelo de las sabanas y de los bosque de El Rift, perdió funcionalidad para vocalizar.

-Migración de Los Músculos Extrínsecos Laríngeos infra Hioideos Tirohioideo y Esternohioideo sobre el lado frontal del hueso Basihial. A Australopithecus anamensis Los Sacos Aéreos extra Laríngeos atróficos permitieron la reorganización de Los Músculos Extrínsecos Laríngeos infra Hioideos Tirohioideo y Esternohioideo sobre el lado frontal del hueso Basihial.

Australopithecus afarensis. Bipedación. Aparato Vocal Humano -Autapomorfia-. El Aparato Vocal Humano parece Una Autapomorfia de Australopithecus afarensis. -The Human Vocal Apparatus seems an autapomorphy of Australopithecus afarensis-.

TRES EDADES DEL APARATO VOCAL HUMANO

CREACIÓN -AUSTRALOPITHECUS ANAMENSIS-

ADAPTACIÓN -AUSTRALOPITHECUS AFARENSIS FITÓFAGOS-

EVOLUCIÓN -AUSTRALOPITHECUS AFARENSIS CARNÍVOROS OMNÍVOROS A HOMO SAPIENS.-

Son posibles tres edades para la generación del Vigente Aparato Vocal de Homo sapiens: -Creación: Durante la vida de Australopithecus anamensis Los Sacos Aéreos extra Laríngeos perdieron funcionalidad -Obsolescencia, Extinción de La Vieja Conducta para vocalizar, Atrofia y pérdida de Los Sacos Aéreos extra Laríngeos, y Migración de los músculos extrínsecos laríngeos infra hioideos Tirohioideo y Esternohioideo al espacio medial del lado frontal del hueso Basihial-; Adaptación: Australopithecus afarensis fitófagos obtuvieron La Aptitud de El Aparato Vocal Humano recién formado; Evolución: Desde Australopithecus afarensis carnívoros omnívoros, a Homo sapiens, todas las especies evolutivas han configurado El Aparato Vocal Humano.

Tanzania: Laletoli Footprints. A Los Tres Individuos Australopithecus afarensis que imprimieron sus huellas 3.66 millones de años antes del presente en Laetoli ya caracterizaba el aparato vocal humano -Australopithecus afarensis individuals that printed their trails 3.66 MYA at Laetoli already characterized human vocal apparatus-.

Comprobación de La Teoría para entender La Formación de El Aparato Vocal Humano

HUESO HIOIDES

Hueso Hioides de DIK-1-1 Australopithecus afarensis. Perspectiva del plano inferior del Lado frontal del Hueso Basihial y Hueco Dorsal. Está adaptado de Zeresenay Alemseged, et Alii, 2006..

Hueso Hioides Homo sapiens.Embriología del hueso Hioides. Segundo Arco Branquial: Astas Me­nores -Hueso Ceratohial, CH- y Pars Superior del Hueso Basihial, BH. Tercer Arco Branquial: Pars Inferior del Hueso Basihial, y Astas Mayores -Hueso Tirohial, TH-. Línea de Sinostosis de Pars su­perior y Pars inferior, amarillo. Línea de Sinostosis medial, verde. Línea de Sinostosis del Hueso Basihial y El Hueso Tirohial, rojo.

Australopithecus afarensis, 3.31-3.35 MYA, poseía Laringe Humana. Carecía de Sacos Aéreos extra Laríngeos, y, respecto Hominini, las inserciones al Hioides de los músculos extrínsecos laríngeos infra hioideos Tirohioideo y Esternohioideo habían migrado a los espacios evolutivos del hueso Basihial. Los músculos Tirohioideo Siniestro, y Tirohioideo Diestro insertaban ya el plano inferior del espacio medial inferior del lado frontal del hueso Basihial -Hueso Hioides- al cartílago Tiroides; los músculos Esternohioideo Siniestro, y Esternohioideo Diestro insertaban ya el plano superior del espacio medial inferior del lado frontal del hueso Basihial -Hueso Hioides- al Esternón, y a las respectivas Clavículas; y los músculos Omohioideo Siniestro, y Omohioideo Diestro, insertaban el espacio lateral del lado frontal del hueso Basihial -Hueso Hioides- a los respectivos Omóplatos. Los Músculos Esternotiroideos unían El Cartílago Tiroides al Esternón -la contracción de estos músculos desciende La Laringe y El Hueso Hioides-. La suave forma cuasi semicircular del lado frontal del hueso Basihial del Hueso Hioides DIK-1-1 Australopithecus afarensis difiere de la forma acuminada angular característica del lado frontal del hueso Basihial del Hueso Hiodes de Chimpacés. El lado frontal del hueso Basihial -Hueso Hioides- DIK-1-1 Hyoid Bone Australopithecus afarensis -SELAM- (Skeleton. From Locality DIK-1, Dikika Area, Sidi Hakoma Member, Hadar Formation, Ethiopia. 3.31-3.35 millones de años antes del presente), está caracterizado, como el Hueso Hioides de Homo sapiens, por la línea sagital de la sinostosis medial, y por la línea transversal de la sinostosis de Pars inferior -Tercer arco Branquial- y Pars superior -Segundo Arco Branquial- del hueso Basihial, que delimita por el plano inferior, a cada lado de la línea sagital de la sinostosis medial, dos espacios, medial y lateral, para inserciones musculares, y, por el plano superior, a cada lado de la línea sagital de la sinostosis medial, un espacio para inserciones musculares. A Hominina, las tensiones musculares modificaron la configuración arcaica del lado frontal del hueso Basihial -Hueso Hiodes- que caracterizó a Hominini.

Fotografía superior -Omóplato Diestro de DIK-1-1 Australopithecus afarensis. Lado Dorsal-. Fotografía inferior -Ampliación para El Borde Superior: Entesis del músculo Omohioideo, y entesis del músculo Supraespinoso-. Está adaptado de David J. Green, and Zeresenay Alemseged, 2012.

Fotografía superior -Omóplato Diestro de DIK-1-1 Australopithecus afarensis. Lado Costal-. Fotografía inferior -Ampliación para El Borde Superior: Entesis del músculo Supraespinoso-. Está adaptado de David J. Green, and Zeresenay Alemseged, 2012.

MÚSCULO OMOHIOIDEO -INSERCIÓN AL OMÓPLATO-

EL MÚSCULO OMOHIOIDEO INSERTA EL TERCIO LATERAL DEL BORDE SUPERIOR DEL OMÓPLATO, ENTRE EL ÁNGULO MEDIAL Y LA ESCOTADURA CORACOIDEA, POR UN PLANO SUPERIOR A LA INSERCIÓN DEL MÚSCULO SUPRAESPINOSO. HASTA EL BORDE SUPERIOR POR EL LADO COSTAL, INSERTA EL MÚSCULO SUBESCAPULAR. POR EL LADO DORSAL, EL MÚSCULO SUPRAESPINOSO INSERTA LA FOSA SUPRAESPINOSA Y EL BORDE SUPERIOR HASTA LA ESCOTADURA CORACOIDEA. EL NERVIO SUPRAESCAPULAR, FORMADO DESDE LA RAÍZ QUINTA DEL PLEXO BRAQUIAL -TRONCO SUPERIOR-, DISCURRE POR EL LADO DORSAL DEL MÚSCULO OMOHIOIDEO, HACIA LA SUPERFICIE SUPRAESPINOSA ATRAVESANDO LA ESCOTADURA CORACOIDEA.

AUSTRALOPITHECUS AFARENSIS CARECÍA DE ESCOTADURA CORACOIDEA. EL MÚSCULO SUPRAESPINOSO INSERTABA LA SUPERFICIE SUPRAESPINOSA Y EL BORDE SUPERIOR DEL OMÓPLATO HASTA EL PROCESO CORACOIDEO POR UN PLANO INFERIOR A LA ENTESIS DEL MÚSCULO OMOHIOIDEO.

EVOLUCIÓN

Perspectiva del plano inferior del Hueso Hioides: Chimpancé (Superior). Está adaptado de The University of Texas at Austim, Skeletons; Hyoid Bone DIK-1-1 Australopithecus afarensis, SELAM (Central). Está adaptado de Zeresenay Alemseged, et Alii, 2006; y Homo sapiens (Inferior). Está adaptado de Marcelo Díaz Vidal, Manual de la Anatomía Humana.

A HOMO SAPIENS, RESPECTO HOMO ERECTUS, LA POSICIÓN DESCENDIDA DE LA LARINGE Y LA SUPERIOR ACTIVIDAD DESCENSORA DE LOS MÚSCULOS INFRA HIOIDEOS RESPECTO LA ACTIVIDAD FUNCIONAL ELEVADORA DE LOS MÚSCULOS SUPRA HIOIDEOS, HA AÑADIDO STRESS A LAS TENSIONES MUSCULARES SOPORTADAS POR EL HUESO HIOIDES. EL HUESO BASIHIAL -HUESO HIODES- HA EVOLUCIONADO ENGROSANDO. A HOMO SAPIENS EL LADO DORSAL APARECE COMPACTADO COMO UN PEQUEÑO HUECO CUASI CIRCULAR. 630 MIL AÑOS ANTES DEL PRESENTE HOMO HEIDELBERGENSIS PRESENTABA UNA MORFOLOGÍA EVOLUCIONADA DEL HUESO HIOIDES;PERO HOMO HEANDERTALHENSIS, A QUIEN, RESPECTO HOMO SAPIENS, LA LARINGE PERMANECIÓ POSICIONADA UN POCO MÁS ALTA, MANIFESTÓ UNA CARACTERÍSTICA INVOLUTIVA COMO ADELGAZAMIENTO DEL LADO FRONTAL DEL HUESO BASIHIAL: EL GROSOR DEL HUESO BASIHIAL, MEDIDO POR EL PLANO SAGITAL DEL LADO FRONTAL, DISMINUYÓ.

-ATAPUERCA (ESPAÑA). El grosor del hueso Basihial de sendos huesos Hiodes de dos individuos Homo neanderthalensis -Kebara 2: 5.8 milímetros; y SDR-034: 5.5 milímetros- era menor respecto al grosor del hueso Basihial de otros sendos dos huesos Hioides de dos individuos Homo neanderthalensis de Atapuerca -AT-1500: 6.8 milímetros; y AT-2000: 6.7 milímetros. Homo sapiens posee hueso Basihial del hueso Hiodes más grueso -Varones: 8.9 ± 1.1 milímetros; Féminas: 7.8 ± 1.6 milímetros (I. Martínez, et Al. 2008).

LARINGE Y FARINGE

Posición relativa de los cartílagos laríngeos y el hueso Hioides: Homo sapiens -descendida-, y Lemur -Primates, Strepsirrhini-. Está adaptado de ROSA BERMÚDEZ DE ALVEAR, 2000.

La Laringe de Homo neanderthalensis respecto Homo sapiens ocupaba una posición un poco más alta dentro de La Garganta. A Homo sapiens vivientes, el descenso fisiológico de La Laringe hasta la posición actual respondió a la evolución de El Sistema Respiratorio, y la evolución subsiguiente de la arquitectura craneal. Homo sapiens posee tractos vocales de similar magnitud. La relación altura del Tracto Vocal Supralaríngeo Vertical (SVTV) -Tubo Vertical desde Las Cuerdas Vocales al Paladar Blando- y longitud del Tracto Vocal Supralaríngeo Horizontal (SVTH) -Tubo Horizontal desde la superficie dorsal de La Faringe a Los Labios- presenta una ratio próxima a 1:1 (Daniel E. Lieberman, and Robert C. McCarthy. 1999).

Bibliotheca

-Zeresenay Alemseged, Fred Spoor, William H. Kimbel, René Bobe, Denis Geraads, Denne´ Reed, and Jonathan G. Wynn. A juvenile early hominin skeleton from Dikika, Ethiopia. NATURE, Vol 443, 21 September 2006.

-ROSA BERMÚDEZ DE ALVEAR. PERFIL DE USO VOCAL EN EL PROFESORADO DE LOS COLEGIOS PÚBLICOS DE MÁLAGA. TESIS DOCTORAL. UNIVERSIDAD DE MÁLAGA. DEPARTAMENTO DE RADIOLOGÍA Y TERAPÉUTICA FÍSICA, OFTALMOLOGÍA, Y OTORRINOLARINGOLOGÍA. DEPARTAMENTO DE MEDICINA PREVENTIVA Y SALUD PÚBLICA. 2000.

-Bart de Boer. AIR SACS AND VOCAL FOLD VIBRATION: IMPLICATIONS FOR EVOLUTION OF SPEECH. To appear in Theoria et Historia Scientiarum. Online, 2012.

-DEAN FALK. Comparative Anatomy of the Larynx in Man and the Chimpanzee: Implications for Language in Neanderthal. AM. J. PHYS. ANTHROP., 1975 Jul, 43 (1): 123-132.

-David J. Green, and Zeresenay Alemseged. Australopithecus afarensis Scapular Ontogeny, Function, and the Role of Climbing in Human Evolution. SCIENCE, VOL 338. 26 OCTOBER 2012.

-Jeffrey T. Laitman, Joy S. Reidenberg, Samuel Marquez, and Patrick J. Gannont. What the nose knows: New understandings of Neanderthal upper respiratory tract specializations. Proc. Natl. Acad. Sci. USA, Vol. 93, pp. 10543-10545, October 1996.

-Daniel E. Lieberman, and Robert C. McCarthy. The ontogeny of cranial base angulation in humans and chimpanzees and its implications for reconstructing pharyngeal dimensions. Journal of Human Evolution, 36. 1999.

-I. Martínez, J.L. Arsuaga, R. Quam, J.M. Carretero, A. Gracia, and L. Rodríguez. Human hyoid bones from the middle Pleistocene site of the Sima de los Huesos (Sierra de Atapuerca, Spain). Journal of Human Evolution 54, 118-124. 2008.

-MARTÍNEZ, I., ROSA, M., ARSUAGA, J. L., JARABO, P., QUAM, R., LORENZO, C., GRACIA, A., CARRETERO, J. M., BERMÚDEZ DE CASTRO, J., CARBONELL, E. Auditory capacities in Middle Pleistocene humans from the Sierra de Atapuerca in Spain. Proceedings of the National Academy of Sciences (USA) 101, 9976-9981. 2004.

-Takeshi Nishimura, Akichika Mikami, Juri Suzuki, Tetsuro Matsuzawa. Development of the Laryngeal Air Sac in Chimpanzees. International Journal of Primatology (2007) 28:483-492. Springer Science + Business Media. Published online 2 May 2007.

-Tim D. White, Giday WoldeGabriel, Berhane Asfaw, Stan Ambrose, Yonas Beyene, Raymond L. Bernor, Jean-Renaud Boisserie, Brian Currie, Henry Gilbert, Yohannes Haile-Selassie, William K. Hart, Leslea J. Hlusko, F. Clark Howell, Reiko T. Kono, Thomas Lehmann, Antoine Louchart, C. Owen Lovejoy, Paul R. Renne, Haruo Saegusa, Elisabeth S. Vrba, Hank Wesselman, and Gen Suwa. Asa Issie, Aramis and the origin of Australopithecus. Nature, Vol 440. 13 April 2006.



REORGANIZACIÓN DEL HUESO HIOIDES A HOMININA

Evolución de los pares musculares infra hioideos para configurar el aparato vocal a Homo sapiens

LA FILOGENIA INFORMA EL ORIGEN DEL APARATO HIOIDEO Y DEL HUESO HIOIDES DESDE LOS ARCOS BRANQUIALES SEGUNDO Y TERCERO. A PRIMATES EL APARA­TO HIOIDEO HA EVOLUCIONADO COMO UN ÚNICO HUESO ORIGINADO DE LOS ARCOS BRANQUIALES SEGUNDO Y TERCERO, CORRESPONDIENDO LAS ESTRUC­TURAS ÓSEAS PRIMITIVAS CON LOS PROCESOS CARACTERÍSTICOS ACTUALES.

AL APARATO VOCAL DE PRIMATES SON CARACTERÍSTICOS LOS SACOS AÉREOS, ESTRUCTURAS EXTRA LARÍNGEAS LATERALES VENTRICULARES PARA VOCALI­ZAR AUNQUE PRIMATES TAMBIÉN VOCALIZAN SIN LA PARTICIPACIÓN DE LOS SA­COS AÉREOS. EL HUESO HIOIDES A ALGUNOS TAXONES CONTIENE EL RECESO HIOIDEO DE LOS SACOS AÉREOS EXTRA LARÍNGEOS LATERALES VENTRICULA­RES. ESOS PRIMATES HAN ADAPTADO EL HUESO BASIHIAL, QUE PRESENTA UNA FORMA ACUMINADA HUECA DEL LADO FRONTAL CARACTERÍSTICA Y UN GRAN HUECO DORSAL, PARA CONTENER EL RECESO HIOIDEO.

Hueso Hioides Homo sapiens. Embriología del hueso Hioides. Segundo Arco Branquial: Astas Menores -Hueso Ceratohial, CH- y Pars Superior del Hueso Basihial, BH. Tercer Arco Branquial: Pars Inferior del Hueso Basihial, y Astas Mayores -Hueso Tirohial, TH-. Línea de Sinostosis de Pars superior y Pars inferior, amarillo. Línea de Sinostosis medial, verde. Lí­nea de Sinostosis del Hueso Basihial y El Hueso Tirohial, rojo.

LOS MÚSCULOS INFRA HIOIDEOS

El Aparato Vocal a Homo sapiens presenta, respecto El Aparato Vocal de Primates vivien­tes, superior actividad funcional de Los Músculos infra Hioideos respecto Los Músculos su­pra Hioideos (William Álvarez-Gaviria, 2013). Los músculos infra Hioideos participan las configuraciones de La Laringe, La Faringe, y El Órgano Oral durante la producción de Fo­nos, Vocalizaciones, y Habla.

A HOMO SAPIENS LOS MÚSCULOS INFRA HIOIDEOS ACTÚAN TODAS LAS CONFIGURACIONES DEL APARATO VOCAL PARA PRODUCIR LA FONACIÓN, LA VO­CALIZACIÓN, Y EL HABLA. LAS VOCALIZACIONES DE PRIMATES EXCEPTO HOMO SAPIENS EXIGEN MAYOR ACTIVIDAD ELEVADORA DE LOS MÚSCULOS SUPRA HIO­DEOS RESPECTO LA ACTIVIDAD DESCENSORA DE LOS MÚSCULOS INFRA HIOI­DEOS. A ESOS PRIMATES LAS INSERCIONES DE LOS MÚSCULOS INFRA HIOIDEOS AL HUESO BASIHIAL ESTAN ALEJADAS DE LA LÍNEA MEDIA PARA PERMTIR INFLAR LOS SACOS AÉREOS.

A Pan troglodytes las inserciones de músculos extrínsecos laríngeos infra hioideos al hueso Basihial -Hueso Hioides- presentan compatibilidad con la presencia de Sacos Aéreos extra Laríngeos Laterales Ventriculares.

HOMININA ES EL ÚNICO TAXÓN DE PRIMATES -SUBTRIBU HOMININA- CARENTE DE SACOS AÉREOS. A HOMO SAPIENS LOS MÚSCULOS INFRA HIOIDEOS PRESENTAN FUNCIONES ESPECIALES PROPIAS DEL HABLA PARA DESCENDER EL HUESO HIOI­DES SUMANDO ALTURA RELATIVA A LA FARINGE. A HOMININA LAS INSERCIONES DE LOS MÚSCULOS INFRA HIOIDEOS TIROHIOIDEO Y ESTERNOHIODEO SON CON­TIGUAS A LA LÍNEA MEDIA. A HOMININA LA FORMA DEL HUESO BASIHIAL ESTÁ ADAPTADA PARA PERMITIR ESTAS FUNCIONES ESPECIALES Y SOPORTAR LAS TENSIONES MUSCULARES. LA RECONFIGURACIÓN ESPACIAL DEL LADO FRONTAL DEL HUESO BASIHIAL FUE SIMULTÁNEA A LA MIGRACIÓN DE LAS INSERCIONES DE LOS MÚSCULOS TIROHIOIDEO Y ESTERNOHIOIDEO DESDE EL ESPACIO LATERAL -GORILLA, PANINA...- AL ESPACIO MEDIAL -AUSTRALOPITHECUS, Y HOMO-, PERMA­NECIENDO INSERTADO EL ESPACIO LATERAL SOLO POR EL MÚSCULO OMOHIOI­DEO. LA REORGANIZACIÓN DE LOS ESPACIOS HÁBILES MEDIAL Y LATERAL DEL HUESO BASIHIAL -HUESO HIOIDES- PARA RECIBIR LAS INSERCIONES DE LOS MÚS­CULOS INFRA HIOIDEOS, POSTERIOR A LA ATROFIA DE LOS SACOS AÉREOS, PA­RECE UNA SINAPOMORFIA DE HOMININA.

LAS INSERCIONES AL HUESO BASIHIAL -HUESO HIOIDES- DE LOS MÚSCULO INFRA HIOIDEOS

MÚSCULO TIROHIOIDEO. INSERTA EL ESPACIO MEDIAL INFERIOR DEL HUE­SO BASIHIAL -HUESO HIOIDES-, UN PLANO MÁS PROFUNDO, INTERNO E INFERIOR A LA INSERCIÓN DEL MÚSCULO ESTERNOHIOIDEO

MÚSCULO ESTERNOHIOIDEO. INSERTA EL ESPACIO MEDIAL INFERIOR DEL HUESO BASIHIAL -HUESO HIOIDES-, UN PLANO MÁS SUPERFICIAL, EXTERNO Y SU­PERIOR A LA INSERCIÓN DEL MÚSCULO TIROHIOIDEO

MÚSCULO OMOHIOIDEO. INSERTA EL ESPACIO LATERAL INFERIOR DEL HUE­SO BASIHIAL -HUESO HIOIDES-, LATERAL AL MÚSCULO ESTERNOHIOIDEO

EL MÚSCULO OMOHIOIDEO

INSERCIONES DEL MÚSCULO OMOHIOIDEO AL HUESO HIOIDES

A MACACA MULATTA EL MÚSCULO OMOHIOIDEO INSERTA POR UN TENDÓN MUY DELGADO EL ESPACIO LATERAL INFERIOR DEL HUESO BASIHIAL, LATERAL AL MÚSCULO ESTERNOHIOIDEO (R. A. Hilloowala, 1980). A GORILLA GORILLA EL VIEN­TRE SUPERIOR DEL MÚSCULO OMOHIOIDEO INSERTA EL HUESO BASIHIAL A UN CENTÍMETRO Y MEDIO DISTANTE DE LA LÍNEA MEDIA POR MUY ESTRECHO TEN­DÓN -INSERCIÓN DE MEDIO MILÍMETRO APROXIMADO- (R. A. Hilloowala, 1980).

LAS INSERCIONES DEL MÚSCULO OMOHIOIDEO AL OMÓPLATO

A Pan troglodytes El Músculo Omohioideo inserta el borde superior del Omóplato contiguo a la raíz del Proceso Coracoideo -Sonntag, 1923-. A Pan paniscus El Músculo Omohioideo inserta el tramo medio del borde superior del Omóplato -Miller, 1952-. A Gorilla gorilla El Músculo Omohioideo inserta el borde superior del ángulo medial del Omóplato -Deniker, 1885-.

EL MÚSCULO OMOHIOIDEO INSERTA EL TERCIO LATERAL DEL BORDE SUPERIOR DEL OMÓPLATO, ENTRE EL ÁNGULO MEDIAL Y LA ESCOTADURA CORACOIDEA, POR UN PLANO SUPERIOR A LA INSERCIÓN DEL MÚSCULO SUPRAESPINOSO.

HASTA EL BORDE SUPERIOR POR EL LADO COSTAL, INSERTA EL MÚSCULO SUBESCAPULAR. POR EL LADO DORSAL, EL MÚSCULO SUPRAESPINOSO INSERTA LA FOSA SUPRAESPINOSA Y EL BORDE SUPERIOR HASTA LA ESCOTADURA CORACOIDEA. EL NERVIO SUPRAESCAPULAR, FORMADO DESDE LA RAÍZ QUINTA DEL PLEXO BRAQUIAL -TRONCO SUPERIOR-, DISCURRE POR EL LADO DORSAL DEL MÚSCULO OMOHIOIDEO, HACIA LA SUPERFICIE SUPRAESPINOSA ATRAVESANDO LA ESCOTADURA CORACOIDEA.

AUSTRALOPITHECUS AFARENSIS CARECÍA LA ESCOTADURA CORACOIDEA. EL MÚSCULO SUPRAESPINOSO INSERTABA LA SUPERFICIE SUPRAESPINOSA Y EL BORDE SUPERIOR DEL OMÓPLATO HASTA EL PROCESO CORACOIDEO POR UN PLANO INFERIOR A LA ENTESIS DEL MÚSCULO OMOHIOIDEO.

A HOMO SAPIENS LA INSERCIÓN DEL MÚSCULO OMOHIOIDEO AL BORDE SUPE­RIOR DEL OMÓPLATO ESTÁ EXTENDIDA DESDE POCOS MILÍMETROS A DOS CEN­TÍMETROS Y MEDIO. OCURRE TAMBIÉN UNA INSERCIÓN OCASIONAL AL LIGA­MENTO SUPERIOR TRANVERSO -EL LIGAMENTO SUPERIOR TRANSVERSO ESTÁ PROYECTADO DESDE EL BORDE MEDIAL DE LA ESCOTADURA CORACOIDEA A LA RAÍZ DEL PROCESO CORACOIDES; EL NERVIO SUPRAESCAPULAR PASA DESDE EL LADO COSTAL AL LADO DORSAL POR LA ESCOTADURA CORACOIDEA, DEBAJO DEL LIGAMENTO TRANSVERSO SUPERIOR-. EL MÚSCULO OMOHIOIDEO ES UN MÚSCULO DIGÁSTRICO, CON UN VIENTRE INFERIOR Y OTRO VIENTRE SUPERIOR, UNIDOS POR UN TENDÓN. EL TENDÓN ESTÁ ENVUELTO POR LA FASCIA CERVICAL PROFUNDA Y UNIDO A LA CLAVÍCULA Y A LA PRIMERA COSTILLA POR UNA EXPAN­SIÓN FIBROSA. LA PROYECCIÓN DEL MÚSCULO OMOHIOIDEO ES MÁS INTERNA RESPECTO AL MÚSCULO ESTERNOCLEIDOMASTOIDEO. AMBOS VIENTRES FOR­MAN UN ÁNGULO OBTUSO -FORMA SUAVE CAUSADA POR LA SUJECCIÓN DEL TEN­DÓN-. EL VIENTRE SUPERIOR INSERTA EL ESPACIO INFERIOR LATERAL DEL HUE­SO BASIHIAL -HUESO HIOIDES-, CONTIGUO Y MÁS LATERAL AL MÚSCULO ESTER­NOHIOIDEO.

Sitios de Inserciones del Musculo Omohioideo al Omóplato de especies de Primates: Saguinus oedipus -1-, Cebus -2-, Papio papio -3-, Macaca mulatta -4-, Homo sapiens -5-, Gorilla gorilla -6-, y Feto Homo sapiens -7- (R. A. Hilloowala, 1980).

OMÓPLATO

DIK-1-1 Australopithecus afarensis Omóplato diestro; está adaptado de David J. Green, and Zeresenay Alemseged, 2012. El lado dorsal presenta las entesis mineralizadas de los músculos Omohioideo y Supraespinoso.

AUSTRALOPITHECUS AFARENSIS CARECIÓ LA ESCOTADURA CORACOIDEA. Homo neanderthalensis careció La Escotadura Coracoidea. Entre Hominoidea solo Homo sapiens presenta escotadura coracoidea. Parece corresponder a la flexión reciente del proceso Co­racoides. A Homo sapiens la inserción del músculo Omohioideo está situada al lado dorsal del Omóplato, sobre el tercio apendicular del borde superior, contigua a la escotadura co­racoidea. El sitio de inserción del músculo Omohioideo a Homo sapiens es único entre Pri­mates. El músculo Omohioideo colabora la configuración del Aparato Vocal para hablar.

Homo sapiens Omóplato siniestro. Lado dorsal.

La Escotadura Coracoidea solo está presente a Homo sapiens entre Primates fósiles o vi­vientes: Australopithecus afarensis, Paranthropus robustus, Homo neanderthalensis, care­cieron La Escotadura Coracoidea; Pongo, Gorilla, Pan, carecen La Escotadura Coracoidea. La flexión reciente del proceso Coracoides sería la causa del pliegue oseo. Australopithecus afarensis presenta por el borde superior del Omóplato las entesis de las inserciones del músculo Omohioideo y del músculo Supraespinoso al lado axilar del proceso Coracoides. Cuando ocurrió la flexión del proceso Coracoides, apareció al borde superior el pliegue óseo, conduciendo la inserción del músculo Supraespinoso por el borde axilar de La Esco­tadura. A Homo sapiens el músculo Supraespinoso inserta el tercio axilar y el tercio medial de la superficie supra espinosa del Omóplato. La inserción corre por el borde superior desde el ángulo medial del Omóplato al borde axilar de La Escotadura Coracoidea. Sobre el tercio apendicular del borde superior, contigua al borde axilar de La Escotadura Coracoidea, un plano superior respecto la inserción del músculo Supraespinoso, está situada la inserción del músculo Omohioideo.

UNA SINAPOMORFIA FUNCIONAL DEL APARATO VOCAL HUMANO

LA ACTIVIDAD MUSCULAR RELATIVA PARA ELEVAR EL HUESO HIOIDES -ACTIVIDAD DE LOS MÚSCULOS SUPRA HIOIDEOS-, O ELEVACIÓN, RESPECTO LA ACTIVIDAD MUSCULAR RELATIVA PARA DESCENDER EL HUESO HIOIDES -ACTIVIDAD DE LOS MÚSCULOS INFRA HIOIDEOS-, O DESCENSO- (William Álvarez-Gaviria, 2013)

-ELEVACIÓN MUY SUPERIOR RESPECTO DESCENSO A PAN TROGLODYTES

-ELEVACIÓN SUPERIOR RESPECTO DESCENSO A HOMO NEANDERTHALENSIS

-DESCENSO SUPERIOR RESPECTO ELEVACIÓN A HOMO SAPIENS

ELEVACIÓN A PRIMATES ES MUY SUPERIORRESPECTO DESCENSO POR LA ACTI­VIDAD DE LOS MÚSCULOS SUPRA HIOIDEOS PARA VOCALIZAR. ELEVACIÓN TAM­BIÉN FUE SUPERIOR RESPECTO DESCENSO A HOMO NEANDERTHALENSIS. DES­CENSOES SUPERIOR RESPECTO ELEVACIÓN A HOMO SAPIENS: EL DESCENSO DEL HUESO HIOIDES A HOMO SAPIENS REFIERE UN ÚLTIMO ESTADIO EVOLUTIVO PARA PRODUCIR VOCES MÁS AGUDAS -EL DESCENSO DEL HUESO HIOIDES CON­FIGURA UNA FARINGE MÁS ALTA-. RELATIVA A UNA CONFIGURACIÓN FUNCIONAL DEL APARATO VOCAL, LA ACCIÓN SINÉRGICA Y ANTAGÓNICA DE LOS MÚSCULOS SUPRA HIOIDEOS E INFRA HIOIDEOS ESTABILIZA LA LARINGE Y LA TRÁQUEA PARA CUALQUIER POSICIÓN DESCENDIDA O ELEVADA (ROSA BERMÚDEZ DE ALVEAR, 2000).

Bibliotheca

-Zeresenay Alemseged, Fred Spoor, William H. Kimbel, René Bobe, Denis Geraads, Denne´ Reed, and Jonathan G. Wynn. A juvenile early hominin skeleton from Dikika, Ethiopia. NA­TURE, Vol 443, 21 September 2006.

-William Álvarez-Gaviria. Hiodes: contexto anatomofisiológico comparativo y su implicación en la evolución del lenguaje. Acta de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello. 2013, 41 (2); 103-110.

-ROSA BERMÚDEZ DE ALVEAR. PERFIL DE USO VOCAL EN EL PROFESORADO DE LOS COLEGIOS PÚBLICOS DE MÁLAGA. TESIS DOCTORAL. UNIVERSIDAD DE MÁ­LAGA. 2000.

-Bart de Boer. Loss of air sacs improved hominin speech abilities. Journal of Human Evolu­tion 62 (1) 1-6. 2012.

-Ruggero D'Anastasio, Stephen Wroe, Claudio Tuniz, Lucia Mancini, Deneb T. Cesana, Die­go Dreossi, Mayoorendra Ravichandiran, Marie Attard, William C. H. Parr, Anne Agur, Luigi Capasso. 2013. Micro-Biomechanics of the Kebara 2 Hyoid and Its Implications for Speech in Neanderthals. PLoS ONE 8(12): e82261. doi:10.1371/journal.pone.0082261

-David J. Green, and Zeresenay Alemseged. Australopithecus afarensis Scapular Ontoge­ny, Function, and the Role of Climbing in Human Evolution. SCIENCE, VOL 338. 26 OCTO­BER 2012.

-R. A. Hilloowala. The Migrating Omohyoid Muscle- Its Significance? Journal of Human Evo­lution (1980) 9, 165-172.

-Takeshi Nishimura, Akichika Mikami, Juri Suzuki, Tetsuro Matsuzawa. Development of the Laryngeal Air Sac in Chimpanzees. International Journal of Primatology (2007) 28: 483-492.

-José Peña Amaro. La histología de la inserción tendinosa. Femede. 2010.

-Paul W. Porter, and Joel A. Vilensky. The laryngeal saccule: Clinical significance. Clinical Anatomy, Volume 25, Issue 5, pages 647-649. July 2012.

-James Steele, Margaret Clegg, and Sandra Martelli. Comparative morphology of the homi­nin and African ape hyoid bone, a possible marker of the evolution of speech. Human Biology Open Access Pre-Prints. Paper 30. Wayne State University Press. 2013.


INICIOS DE LA ORGANIZACIÓN EMPRESARIAL DE LA FAMILIA

Tiempo anterior a 3.39 millones de años antes del presente, La Industria mudó la actividad diaria sobre el hábitat, a la unidad biológica de las especies ancestrales del linaje de Homo sapiens, la familia. Antes de transformar el hábitat, Hominini estuvieron integrados al medio.

Ardipithecus ramidus - Fósiles más antiguos: As Duma, Gona Western Margin, Afar, Ethiopia. 4.32-4.51 MYA (Sileshi Semaw, et Al. 2005). Dieta propia de Hominini cuadrúpedos arborícolas con nutrientes poco abrasivos (Sileshi Semaw, et Al. 2005).

Australopithecus anamensis -Fósiles más antiguos: Kanapoi, Lake Turkana, Kenya. La mayoría de los fósiles recuperados son posteriores a 4.147 ± 0.019 MYA (Upper Pumiceous Siltstone, Kanapoi), y yacían entre este estrato y Kanapoi Tuff, 4.108 ± 0.029 MYA, pero un especímen yacía entre los dos estratos de Limolita Vitrificada y es posterior a 4.195 ± 0.033 MYA (Lower Pumiceous Siltstone, Kanapoi). (Francis H. Brown, et Alii. 2013)-. Australopithecus anamensis componía su nutrición con una dieta de nutrientes vegetales del suelo en bosques y sabanas, similar a Papioni vivientes -Cercocebus, Mandrillus, y Cercopithecus-: Semillas, Nueces, Rizomas, Tubérculos, y Raíces (F. Estebaranz, et Alii. 2011). Los individuos de la especie Cercocebus sanjei durante ~50% del tiempo están buscando en los suelos de la selva... Componen su nutrición con una dieta de frutas, frutos secos, semillas, y herbáceas (Ehardt, C, et Alii. 2008). Mandrillus sphinx son omnívoros... Siguen una dieta de frutas, o herbáceas -las frutas son dieta preferida cuando existe disponibilidad; la fructificación de los árboles y las lianas de la selva primaria es irregular-, brotes, hojas, raíces, insectos, hongos, y semillas... (Oates, J.F. and Butynski, T.M. 2008).

La bipedación en el medio abierto necesitó dieta vegetal con copiosa glutamina para crear los músculos -hierbas, semillas, frutos secos, herbáceas...-. Respecto a Ardipithecus, la dentadura de Australopithecus anamensis aparece mejor adaptada para masticar una dieta de alimentos más duros y abrasivos: Hierbas, y Semillas, Frutos Secos, y Herbáceas (F. Estebaranz, et Alii. 2011) -esta adaptación sugiere la expansión intensiva del nido desde la selva para nutrirse en hábitats más abiertos (Tim D. White, et Alii. 2006)-. El estudio del patrón de desgaste de las superficies vestibular y oclusal del esmalte dental ha sugerido que la nutrición de Australopithecus anamensis fue más abrasiva que la nutrición de la especie descendiente, Australopithecus afarensis (F. Estebaranz, et Alii. 2011).

Australopithecus afarensis fitófagos -Fósiles más antiguos de la anagénesis: Fejej, Ethiopia. Anterior a ~4.06 ± 0.05 MYA (Francis H. Brown, et Alii. 2013)-. El estudio de microdesgaste de la superficie oclusal del esmalte dental de Australopithecus afarensis, similar a Gorilla gorilla gorilla, Pan troglodytes troglodytes, Pan troglodytes verus, y Papio anubis, ha sugerido que componía su dieta con nutrientes vegetales del suelo en bosques y sabanas... (F. Estebaranz, et Alii. 2009): Dieta con plantas u órganos vegetales poco abrasivos -frutas, hierbas, herbáceas, y, durante la estación seca, además, cortezas, hojas y médulas...- (F. Estebaranz, et Al. 2009).

Laetoli Footprints, Tanzania, 3.66 MYA. Está adaptado de TheScientics

Australopithecus afarensis carnívoros omnívoros

Especimen DIK-55-2. Hueso largo de ungulado con huellas de cortes y percusión impresas antes de la petrificación. Anterior a 3.39 MYA. Está adaptado de Shannon P. McPherron, et Alii, 2010.

Un tiempo anterior a 3.39 millones de años antes del presente Australopithecus afarensis había añadido la carne a su nutrición.

DIK-1 Locality, Sidi Hakoma Member -la edad del miembro es 3.24-3.42 millones de años antes del presente-, Hadar Formation, Dikika, Etiopía

DIK-55 Locality -un área inmediata a DIK-1 Locality sobre Andedo Drainage-, Sidi Hakoma Member. En DIK-55, huesos de ungulados fósiles. Edad mínima de los fósiles anterior a 3.39 millones años antes del presente. Diversas huellas causadas por utensilios fabricados con piedra sobre huesos de ungulados: Cortes efectuados en huesos por actuar mediante utensilios fabricados con piedra para separar la carne; Legrados; y Percusiones para acceder hasta la médula. Atribución: Australopithecus afarensis (Shannon P. McPherron, et Alii. 2010).

Dentro de Sidi Hakoma Member, desde DIK-55 -localidad arqueológica donde aparecieron los huesos de animales terrestres manipulados un tiempo anterior a 3.39 MYA, con marcas de cortes, legrados, percusiones... Utensilios atribuibles a Australopithecus afarensis- al lugar más próximo -Gorgore- donde hay materias primas -clastos de diámetro mayor a 64 milímetros- para fabricar utensilios de piedra, hay una distancia de ~6 kilómetros (Shannon P. McPherron, et Al. 2010). La industria, durante la edad inicial, parece poco intensa -una o pocas lascas removidas del nódulo- (Shannon P. McPherron, et Al. 2010). LA NUEVA INDUSTRIA AÑADIÓ LA CARNE A LA NUTRICIÓN. LA OBTENCIÓN DE LAS MATERIAS PRIMAS APTAS PARA FABRICAR LOS UTENSILIOS IMPULSÓ LA ORGANIZACIÓN EMPRESARIAL A LA COMUNIDAD BIOLÓGICA DE AUSTRALOPITHECUS AFARENSIS. THE INTERPRISING ORGANIZATION OF PRIMARY BIOLOGICAL COMMUNITY, THE FAMILY, ERECTED SINCE THE PLIOCENE, AFTER WAS APPLIED TO SOCIETY -A. F. Martin, 2014-.

Utensilio fabricado sobre piedra recuperado de Lomekwi 3 Localility, Nachukui Formation, West Lake Turkana, Kenya. Está adaptado de Sonia Harmand, et Alii. 2015

Lomekwi 3, ~3.3 MYA

Lomekwi 3, Lomekwi Member, Nachukui Formation, West Lake Turkana, Kenya. La localidad LOM3 está situada a 10 metros de altitud sobre Toroto Tuff, 3.31 ± 0.02 millones de años antes del presente -la localidad está comprendida entre los sedimentos de Mammoth reverse subchron C2An.2r, 3.21-3.33 MYA- (Sonia Harmand, et Alii. 2015). Utensilios depositados después de 3.31 ± 0.02 millones de años antes del presente (Sonia Harmand, et Alii. 2015)

149 artefactos recuperados de la superficie e ''in situ'' -83 núcleos, 35 lascas -enteras, y rotas-, 7 yunques potenciales -Instrumento característico de La Industria Primitiva, muy raro después-, 7 percutores -enteros, rotos, o potenciales-, 3 adoquines labrados, dos adoquines partidos, y 12 artefactos agrupados como indeterminados o incatalogables (Sonia Harmand, et Alii. 2015). Los núcleos están fabricados de grandes y pesados bloques -hasta 15 kilogramos; usados como elementos pasivos o yunques- o adoquines de lava -media de los núcleos: 167 x 147.8 x 108.8 milímetros; 3.1 kilogrammos- (Sonia Harmand, et Alii. 2015). Materias Primas: Basaltos 34.9%, y Fonolita, 34.23% (Sonia Harmand, et Alii. 2015). Traquita-Fonolita 23.49% -Todas las materias primas están disponible en los paleo-canales locales de corrientes afluentes al Lago Turkana- (Sonia Harmand, et Alii. 2015). Trabajos sobre uno o dos lados de la piedra (Sonia Harmand, et Alii. 2015). Durante las tareas de débitage, algunas percusiones fueron imprecisas y ocasionaron huellas de impactos repetidos por golpes fallidos (Sonia Harmand, et Alii. 2015). Tanto núcleos como lascas Lomekwian son más grandes -mayor longitud, mayor anchura, mayor grosor- respecto a los artefactos Oldowan recuperados en Gona, Hadar, Omo, Lokalalei, y Olduvai (Sonia Harmand, et Alii. 2015). La especie habitante del Oeste del Lago Turkana fue Australopithecus platyops, o Kenyanthropus platyops (Sonia Harmand, et Alii. 2015). La tecnología es primitiva, anterior al Primer Modo Tecnológico -PREOLDOWAN- (Sonia Harmand, et Alii. 2015).

Utensilio fabricado sobre piedra ~2.6 millones de años antes del presente, en EG10, Kada Gona Drainage, Ethiopia, atribuible a Australopithecus garhi. Está adaptado de Sileshi Semaw, 2000.

Australopithecus garhi

Kada Gona Drainage, Río Awash, Afar, Ethiopia. Localidades arqueológicas EG 10, y EG 12

Edad de la toba AST-2.75, situada 5 metros más alta sobre las localidades EG 10 y EG 12, donde yacían la mayoría de los utensilios hallados en Gona, Ethiopia: 2.517 ± 0.075 MYA -millones años antes del presente (Sileshi Semaw, 2000). Atribución: Australopithecus garhi.(Sileshi Semaw, 2000). Edad mínima de los utensilios recuperados de las localidades arqueológicas EG 10 y EG 12: 2.51 millones años. Chopping tools: Núcleos, lascas completas y quebradas, y fragmentos angulosos... Un antiguo conjunto de utensilios de piedra fabricado con El Primer Modo Tecnológico -Oldowan- (Sileshi Semaw, 2000).

EG10. Núcleos, lascas enteras y quebradas, y fragmentos angulares de núcleos (Sileshi Semaw, 2000). Un total de 1549 artefactos recogidos en superficie; 667 artefactos obtenidos por excavación (Sileshi Semaw, 2000). Campamento estacional ocupado por la misma familia durante una segunda anualidad: Dos niveles de artefactos de 10 centímetros de grosor, separados por 40 centímetros de depósitos gruesos -próximas al lugar, el agua y las materias primas para fabricar los utensilios- (Sileshi Semaw, 2000).

EG12. ~300 metros hacia El Norte distante de EG10 (Sileshi Semaw, 2000). 309 artefactos recogidos de la superficie; 444 artefactos recuperados por excavación, in situ, dentro de un estrato de arcilla marrón de 40 centímetros de espesor (Sileshi Semaw, 2000).

Tipología de los utensilios. 99% productos de débitage: Choppers, discoideos, poliedros, raspadores, y núcleos de alta resistencia (Sileshi Semaw, 2000). Mayoría de los núcleos están trabajados por un solo lado, trabajo que produce buenas lascas -fabricantes con habilidad mecánica para la fractura concoidea- (Sileshi Semaw, 2000). Producción preferida de lascas afiladas cortantes, sin diseño predeterminado (Sileshi Semaw, 2000).

Tipología de los conjuntos. Núcleos tallados por extracción de lascas; Lascas, fragmentos de lascas; Martillos; Piedras sin alteración transportadas a los campamentos (Sileshi Semaw, 2000). 31 núcleos, 16 de EG10 -in situ- , y 12 de EG12 -9 in situ- (Sileshi Semaw, 2000). La mayoría -adoquines de traquita- presentan trabajos por un solo lado -choppers secundarios unilaterales-(Sileshi Semaw, 2000). Trabajos por dos lados presentaron casi un 20% de núcleos de EG10 -discoidales, poliedros, núcleos raspadores-, y 55% de núcleos de EG12 -choppers- (Sileshi Semaw, 2000). 99% de los artefactos recuperados de ambas localidades fueron Lascas enteras, y quebradas, y fragmentos angulares de los núcleos: 438 artefactos de EG10 -275 de la superficie, y 163 recuperados por excavación-, y 241 de EG12 -94 de la superficie, y 147 recuperados por excavación- (Sileshi Semaw, 2000). Lascas enteras de EG10: 18% de artefactos obtenidos por débitage; lascas enteras de EG12: 30% de artefactos obtenidos por débitage (Sileshi Semaw, 2000). Materias Primas: Traquita, superior a 70% de los artefactos de los conjuntos de EG10 y EG12 -preferencia por este mineral, muy apto para la extracción de lascas- (Sileshi Semaw, 2000). Recursos: Piedras de antiguas corrientes próximas, piedras rodadas redondeadas, y adoquines de tamaño medio (Sileshi Semaw, 2000). La materia prima -clastos de adoquines de conglomerado- estaba disponible en las inmediaciones de las localidades arqueológicas (Sileshi Semaw, 2000). Las Materias Primas: Traquita, 48%; Riolita, 27%; Lava, 23%; Calcedonia, y Brecha, 2% (Sileshi Semaw, 2000). Las Comunidades Biológicas Australopithecus garhi presentaron organización empresarial evolucionada. En Bouri, Ethiopia, y en Omo, Ethiopia, las familias Australopithecus garhi fabricantes de utensilios de piedra, viajaron a lugares distantes de los campamentos para obtener las materias primas (Sileshi Semaw, 2000).

Bilbiotheca

-Francis H. Brown, Ian McDougall, and Patrick N. Gathogo. Age Ranges of Australopithecus Species, Kenya, Ethiopia, and Tanzania. The Paleobiology of Australopithecus, Chapter 2. Reed, K.; Fleagle, J. G.; Leakey, R. E. (Eds.). 2013.

-Alan L. Deino. 40Ar-39Ar Dating of Laetoli, Tanzania. Paleontology and Geology of Laetoli: Human Evolution in Context. Vertebrate Paleobiology and Paleoanthropology. 2011.

-Ehardt, C., Butynski, T.M. and Struhsaker, T. 2008. Cercocebus sanjei. In: IUCN 2013. IUCN Red List of Threatened Species. Version 2013.2. <www.iucnredlist.org>. Downloaded on 31 March 2014.

-F. Estebaranz, L.M. Martínez, J. Galbany, D. Turbón, and A. Pérez-Pérez. Testing hypotheses of dietary reconstruction from buccal dental microwear in Australopithecus afarensis. Journal of Human Evolution. Volume 57, Issue 6. December 2009.

-F. Estebaranz, L. M. Martínez, J. Galbany, and A. Pérez-Pérez. East African australopithecine buccal dental microwear reveals that A. anamensis feeding ecology was Cercopithecoidea-like. 3rd East African Association for Paleoanthropology and Paleontology (EAAPP) Conference. Addis Ababa, Ethiopia. August, 2011. From Dental microwear and dental ecology, Mar 16, 2011.

-Sonia Harmand, Jason E. Lewis, Craig S. Feibel, Christopher J. Lepre, Sandrine Prat, Arnaud Lenoble, Xavier Boës, Rhonda L. Quinn, Michel Brenet, Adrian Arroyo, Nicholas Taylor, Sophie Clément, Guillaume Daver, Jean-Philip Brugal, Louise Leakey, Richard A. Mortlock, James D. Wright, Sammy Lokorodi, Christopher Kirwa, Dennis V. Kent, and Hélène Roche. 3.3-million-year-old stone tools from Lomekwi 3, West Turkana, Kenya. NATURE, VOL 521, 21 MAY 2015. doi:10.1038/nature14464

-M. D. Leakey, and R. L. Hay. Pliocene footprints in the Laetoli Beds at Laetoli, northern Tanzania. Nature, Vol. 278. 22 March 1979.

-S.-H. Lee. Patterns of size sexual dimorphism in Australopithecus afarensis: Another look. HOMO - Journal of Comparative Human Biology 56, 2005.

-Oates, J.F. and Butynski, T.M. 2008. Mandrillus sphinx. In: IUCN 2013. IUCN Red List of Threatened Species. Version 2013.2. <www.iucnredlist.org>. Downloaded on 31 March 2014.

-Shannon P. McPherron, Zeresenay Alemseged, Curtis W. Marean, Jonathan G. Winn, Denné Reed, Denis Geraads, René Bobe, and Hamdallah A. Béarat. Evidence for stone-tool-assisted consumption of animal tissues before 3.39 million years ago at Dikika, Ethiopia. Nature, 466. 12 August 2.010.

-Sileshi Semaw. The World`s Oldest Stone Artefacts from Gona, Ethiopia: Their Implications for Understanding Stone Technology and Patterns of Human Evolution Between 2.6-1.5 Million Years Ago. Journal of Archaeological Science, 27. 2000.

-Sileshi Semaw, Scott W. Simpson, Jay Quade, Paul R. Renne, Robert F. Butter, et Alii. Early Pliocene hominids from Gona, Ethiopia. Nature, Vol. 433. 20 January 2005.

-Tim D. White, Giday WoldeGabriel, Berhane Asfaw, Stan Ambrose, Yonas Beyene, et Alii. Asa Issie, Aramis and the origin of Australopithecus. Nature, Vol 440. 13 April 2006.


LA DIETA DE CARNE Y EL AUMENTO DEL VOLUMEN CRANEAL

LA DIETA DE CARNE Y EL AUMENTO DEL VOLUMEN CRANEAL A HOMININA

La disminución de las dimensiones de los músculos masticadores aparece simultánea al aumento del volumen craneal, y a la mayor energía requerida para nutrir El Sistema Nervioso

Consideraciones a la cronología

-Uso de utensilios para procesar la carnicería como indicador de la dieta de carne

-Contenido de los campamentos estacionales: Utensilios, artefactos, restos óseos...

-Huellas de utensilios sobre huesos de animales

-Variaciones genéticas relacionadas con la dieta de carne de animales terrestres y acuáticos

-Dimensiones de la superficie oclusal maxilar y la musculatura masticadora

-Asociación de la nutrición con carne de peces para la anagénesis de Homo

-Evolución de los sistemas musculares para masticar

La dieta de carne, y el procesamiento de los alimentos con utensilios mejoró el coste energético de la masticación, y simulténeas, las dimensiones relativas de la dentadura y de los músculos masticadores disminuyeron, y la mordedura máxima fue más débil (Katherine D. Zink, and Daniel E. Lieberman, 2016). El Procesado Mecánico del Alimento con Utensilios fabricados sobre piedra redujo La Masticación anual ~2 millones de ciclos, un 13%, y la necesidad de La Fuerza Masticadora, un 15% (Katherine D. Zink, and Daniel E. Lieberman, 2016). Cortar La Carne y trocear Los Órganos de Almacenamiento Subterráneo de las plantas mejoraría La Masticación un 41%, reduciría La Masticación anual un 5% adicional, y reduciría la necesidad de La Fuerza Masticadora un 12% adicional (Katherine D. Zink, and Daniel E. Lieberman, 2016).

Australopithecus afarensis carnívoros omnívoros

Tiempo anterior a 3.39 millones de años antes del presente. Australopithecus afarensis

Dieta de carne, y médula de huesos largos de Ungulados Diversas huellas causadas con utensilios fabricados con piedra, sobre huesos de Ungulados: Cortes para trocear la carne; Legrados para separar la carne; Percusiones para acceder a la médula.

2.8-3.9 millones de años antes del presente, o ~3.4 millones de años antes del presente

Duplicación de los nueve primeros axones del gen SRGAP2A

~3.3 millones de años antes del presente. Australopithepus platyops

Lomekwi 3, Lomekwi Member, Nachukui Formation, West Lake Turkana, Kenya.

149 artefactos -instrumentos, utensilios fabricados sobre piedra, et c.-: Utensilios para procesar la carnicería

~3 millones de años antes del presente. Australopithecus africanus

Dieta de carne de animales terrestres.

Australopithecus africanus (N=4), Makapansgat Limeworks, South Africa, ~3 millones de años antes del presente, o siguió una dieta de carne de animales que comían plantas C4, o una dieta de plantas C4, o ambas dietas. Relación media de La Proporción de C13 -δ13C-: -0.82‰, rango 0.57‰.

Durante la anagénesis de Homo aumentó muy significativo el volumen craneal

Anagénesis de Homo

2.75-2.8 millones de años antes del presente. Australopithecus garhi

Disminución de las dimensiones de la dentadura -La relación superficie oclusal y masa muscular masticadora presenta relación escalar isométrica-

2.517 ± 0.075 millones de años antes del presente. Australolpithecus garhi

Campamentos estacionales EG 10 -1549 artefactos recogidos en superficie, y 667 artefactos recuperados por excavación-, y EG 12.-309 artefactos recogidos en superficie, y 444 artefactos recuperados por excavación-

Las féminas gestantes y las féminas lactantes de la especie omnívora Australopithecus garhi añadieron la carne de peces Clarias a su dieta

2.496 ± 0.008 millones años antes del presente -edad de la toba volcánica MOVT, Bouri Formation, Río Awash, Afar, Ethiopia-. Australopithecus garhi

Un metro sobre MOVT, algunos especímenes óseos fósiles de un individuo Australopithecus garhi asociados a restos fósiles copiosos de Clarias y restos fósiles de Bóvidos de talla media manipulados con utensilios de piedra

Fauna fósil recuperada de los campamentos de Hata Member, Bouri Formation: Aves, Mammalia, Reptilia -Lacertilia, Crocodilia, y Chelonia-, Pisces -Osteichthyes, Siluriformes, Clariidae-.

Los campamentos estacionales contuvieron desde aquel tiempo restos de peces relacionados con restos de animales terrestres:

-LAC2, Nachukuy Formation, Lokalalei Member, West Lake Turkana, Kenya, 2.34 millones de años antes del presente, restos fósiles de doce especies de mamíferos, reptiles, y peces

-Kanjera Formation South, Homo Peninsula, Lake Victoria, Kenya, anterior a 2.14-2.15 millones de años antes del presente, restos fósiles de mamíferos, cocodrilos, y peces.

-FwJj20 Locality, Koobi Fora Formation, East Turkana, Kenya, poco posterior a 1.95 millones de años antes del presente, restos fósiles de mamíferos, cocodrilos, tortugas, y peces.

2.4 ± 0.3 millones de años antes del presente

Gen MYH16 suprimido a Hominina por inactivación -codifica una cadena pesada de la miosina tipo II, la proteína MYH16 exclusiva de los músculos masticadores originados por el primer arco branquial -Temporal, Masetero, y otros-, a Primates-. A Primates Cuadrúpedos este gen es funcional. La proteína humana perdió funcionalidad -la proteína MYH16 interviene para contraer el tejido muscular-. La supresión originó a Hominina fibras musculares más pequeñas -miocitos- y músculos más pequeños -el área de la sección transversal de las fibras de miosina tipo II es ~800% menor a Homo sapiens respecto Macaca fascicularis-.

La reorganización del Sistema Nervioso a Homo

La adición de carne de peces a la dieta por las féminas gestantes Australopithecus garhi durante la anagénesis de Homo nutrió el crecimiento crítico del Sistema Nervioso

2-2.8 millones de años antes del presente, o ~2.4 millones de años antes del presente

Duplicación del gen SRGAP2B

~2 millones de años antes del presente. Homo erectus

AUSTRALOPITHECUS, PARANTHROPUS AETHIOPICUS, Y PARANTHROPUS BOISEI TENÍAN SISTEMAS MUSCULARES ROBUSTOS PARA MASTICAR (Hansell H. Stedman, et Alii. 2004).

~2 MILLONES DE AÑOS ANTES DEL PRESENTE (Brian Regal, 2004) A KNM-ET 1470 HOMO ERECTUS (R. E. F. LEAKEY, 1973), CARACTERIZABAN SUS SISTEMAS MUSCULARES GRÁCILES PARA MASTICAR (Hansell H. Stedman, et Alii. 2004), EL CRECIMIENTO SIMULTÁNEO DEL CRÁNEO, Y EL AUMENTO DEL VOLUMEN CRANEAL (R. L. Holloway, 1983).

Bibliotheca

-Berhane Asfaw, Tim White, Owen Lovejoy, Bruce Latimer, Scott Simpson, and Gen Suwa. Australopithecus garhi: A New Species of Early Hominid from Ethiopia. SCIENCE, VOL 284. 23 april 1999.

-Cécile Charrier, Kaumudi Joshi, Jaeda Coutinho-Budd, Ji-Eun Kim, Nelle Lambert, Jacqueline de Marchena, Wei-Lin Jin, Pierre Vanderhaeghen, Anirvan Ghosh, Takayuki Sassa, and Franck Polleux. Inhibition of SRGAP2 function by its human-specific paralogs induces neoteny during spine maturation. Cell. 2012 May 11; 149(4): 923-935.

-Megan Y. Dennis, Xander Nuttle, Peter H. Sudmant, Francesca Antonacci, Tina A. Graves, Mikhail Nefedov, Jill A. Rosenfeld, Saba Sajjadian, Maika Malig, Holland Kotkiewicz, Cynthia J. Curry, Susan Shafer, Lisa G. Shaffer, Pieter J. de Jong, Richard K. Wilson, and Evan E. Eichler1. Human-specific evolution of novel SRGAP2 genes by incomplete segmental duplication. Cell. 2012 May 11; 149(4): 912-922.

-Sonia Harmand, Jason E. Lewis, Craig S. Feibel, Christopher J. Lepre, Sandrine Prat, Arnaud Lenoble, Xavier Boës, Rhonda L. Quinn, Michel Brenet, Adrian Arroyo, Nicholas Taylor, Sophie Clément, Guillaume Daver, Jean-Philip Brugal, Louise Leakey, Richard A. Mortlock, James D. Wright, Sammy Lokorodi, Christopher Kirwa, Dennis V. Kent, and Hélène Roche. 3.3-million-year-old stone tools from Lomekwi 3, West Turkana, Kenya. NATURE, VOL 521, 21 MAY 2015. doi:10.1038/nature14464

-Jean de Heinzelin, J. Desmond Clark, Tim White, William Hart, Paul Renne, Giday WoldeGabriel, Yonas Beyene, Elisabeth Vrba. Environment and Behavior of 2.5-Million-Year-Old Bouri Hominids. SCIENCE, VOL 284. 23 APRIL 1999.

-R. L. Holloway. Human paleontological evidence relevant to language behavior. Human Neurobiology, 2. 1983.

-Juan Manuel Jiménez-Arenas, Juan Antonio Pérez-Claros, Juan Carlos Aledo, and Paul Palmqvist. On the Relationships of Postcanine Tooth Size with Dietary Quality and Brain Volume in Primates: Implications for Hominin Evolution. BioMed Research International, Volume 2014, Article ID 406507, 11 pages. https://dx.doi.org/10.1155/2014/406507

-R. E. F. LEAKEY. Evidence for an Advanced Plio-Pleistocene Hominid from East Rudolf, Kenya. NATURE, Vol. 242. APRIL 13 1973.

-Shannon P. McPherron, Zeresenay Alemseged, Curtis W. Marean, Jonathan G. Winn, Denné Reed, Denis Geraads, René Bobe, and Hamdallah A. Béarat. Evidence for stone-tool-assisted consumption of animal tissues before 3.39 million years ago at Dikika, Ethiopia. Nature, 466. 12 August 2.010.

-Sileshi Semaw. The World`s Oldest Stone Artefacts from Gona, Ethiopia: Their Implications for Understanding Stone Technology and Patterns of Human Evolution Between 2.6-1.5 Million Years Ago. Journal of Archaeological Science, 27. 2000.

-Matt Sponheimer and Julia A. Lee-Thorp. Isotopic Evidence for the Diet of an Early Hominid, Australopithecus africanus.SCIENCE, Vol 283. 15 January 1999.

-Hansell H. Stedman, Benjamin W. Kozyak, Anthony Nelson, Danielle M. Thesier, Leonard T. Su, David W. Low, Charles R. Bridges, Joseph B. Shrager, Nancy Minugh-Purvis, and Marilyn A. Mitchell. Myosin gene mutation correlates with anatomical changes in the human lineage. Letters to Nature. NATURE. VOL 428. 25 MARCH 2004.

-Katherine D. Zink, and Daniel E. Lieberman. Impact of meat and Lower Paleolithic food processing techniques on chewing in humans. NATURE, LETTER. 9 March 2016.


LD 350-1 MANDIBLE AUSTRALOPITHECUS GARHI

El crecimiento proporcionado del cráneo y de la facies, y el aumento progresivo del volumen craneal caracterizaron a la especie Australopithecus garhi. Las características morfológicas de este fenotipo condujeron el crecimiento y la reorganización del Sistema Nervioso.

LD 350-1 Mandible sitúa el momento más temprano conocido de la especie Australopithecus garhi. El momento está definido, respecto al ancestro, Australopithecus afarensis, por la evolución de la dentadura, simultánea a la reconfiguración de los sistemas musculares del aparato masticador de Australopithecus garhi. La dentadura aparece ya diferente a la dentadura del ancestro y refiere la edad temprana de la anagénesis de Homo. La anagénesis de Homo, como sugieren los momentos extremos conocidos, fue un proceso iniciado un tiempo anterior a 2.75-2.8 MYA y concluido después de 2.496 ± 0.008 MYA. La alimentación de las féminas gestantes y las féminas lactantes Australopithecus garhi nutrió y estimuló el crecimiento del Sistema Nervioso. El crecimiento del Sistema Nervioso exigió el simultáneo crecimiento del cráneo y el aumento sincrónico del volumen craneal. El crecimiento del cráneo precisaba la reconfiguración de los sistemas musculares del aparato masticador, disminuyendo el área de inserción del músculo Temporal. El volumen craneal aumentó desde ~3.2 MYA hasta poco después de 2.49 MYA, de 343 mililitros y 375 mililitros, a 450 mililitros.

LD 350-1 Mandible Australopithecus garhi. Está adaptado de Brian Villmoare, et Alii, 2015.

El crecimiento del cráneo, y el aumento del volumen craneal, habrían causado la reconfiguración de los sistemas musculares masticadores a Hominina

Las féminas gestantes y las féminas lactantes de la especie Australopithecus garhi añadieron a su nutrición carne de peces Clarias durante la estación seca (Jean de Heinzelin, et Alii. 1999; Berhane Asfaw, et Alii. 1999) -cuando la supervivencia era crítica Hominina evolucionó (Kathlyn Stewart, 1994)-. La carne de peces Clarias contiene ácidos grasos poliinsaturados n-3 esenciales (Osibona AO, et Alii, 2009), necesarios al crecimiento del Sistema Nervioso, y a la mayor actividad de las neuronas para aumentar la conectividad durante la vida fetal y la infancia (CARLSON, and KINGSTON, 2007). La superficie oclusal superior dorsal al diente canino y la masa muscular masticadora presentan relación escalar isométrica (Juan Manuel Jiménez-Arenas, et Alii. 2014). La disminución de las dimensiones dentarias de la mandíbula LD 350-1 sugieren que aquel momento Australopithecus garhi ya había iniciado la anagénesis de Homo.

Desde 5.3 MYA hasta 2.6 MYA el hielo creció cubriendo la superficie del casquete polar ártico de La Tierra, cual persiste la actualidad... La Dieta de Australopithecus garhi durante la anagénesis de Homo, era propia de carnívoros, omnívoros, fitófagos: Carne, y médula ósea de animales mamíferos terrestres, y carne de reptiles terrestres y anfibios (Jean de Heinzelin, et Alii. 1999); plantas...

Crecimiento del Cráneo y Aumento del Volumen Craneal

DUPLICACIÓN DESDE LOCUS 1q21.1 DE SRGAP2B AL LOCUS DE LA PORCIÓN CORTA DEL CROMOSOMA 1p12 (SRGAP2C) ~2.4 MILLONES DE AÑOS ANTES DEL PRESENTE (2-2.8 MYA) -PARECE POSIBLE QUE PARA CODIFICAR UNA PROTEINA FUNCIONAL- (Megan Y. Dennis, et Alii. 2012).

Volumen craneal de AL 333-105 Australopithecus afarensis, ~3.2 MYA: 343 mililitros (Dean Falk, 2007). Volumen craneal de AL 162-28 Australopithecus afarensis, ~3.2 MYA: 375 mililitros (Dean Falk, 2007).

Volumen Craneal estimado del Holotipo ARA-VP-12/130 Cranium Australopithecus garhi, poco después de 2.496 ± 0.008 MYA: 450 mililitros medido por desplazamiento de agua -Endocasto esculpido por R. L. Holloway- (Berhane Asfaw, et Alii. 1999).

LD 350-1 Mandible Australopithecus garhi

LD 350-1 Mandible Australopithecus garhi, Ledi Geraru, Afar, Ethiopia 2.75-2.8 MYA (Brian Villmoare, et Alii. 2015). Otros fósiles 2.54 -2.84 MYA.

-Hueso Dentario de La Mandíbula. Hueso Dentario bien perpetuado desde la sinostosis al hueso Angular. Margen alveolar bucal quebrado entre P3 y M1. P4, M2, y M3 están íntegros, bien perpetuados. Las coronas C, P3, y M1 están incompletas. Raíz rota del incisivo lateral. Alveolo del incisivo central. Desgaste dispar del esmalte oclusal P3, estaría manifestando alteración del complejo dentario primitivo C : P3 de Australopithecus afarensis (Brian Villmoare, et Alii. 2015). Los márgenes inferior y alveolar del hueso Dentario de La Mandíbula son subparalelos, también característica de Homo temprano, y la profundidad resultante del hueso Dentario por P3 y M2 es similar, pero el hueso Dentario a Australopithecus afarensis, Australopithecus africanus, y Australopithecus sediba es más profundo por los dientes premolares. Posición postcanina del agujero mentoniano similar a Homo temprano y viviente. Lado bucal de M2 y M3 perpendicular al plano oclusal, como Homo temprano y posterior -a Australopithecus el lado bucal de estos dientes M2 y M3 está inclinado, y el lado oclusal desgastado. LD 350-1 Mandible presenta, como Homo, longitud mesiodistal del diente M3 menor respecto M2 -esta característica aparece solo a uno de cada dieciséis Australopithecus afarensis, y a tres de cada catorce Australopithecus africanus analizados. Dimensiones de la mandíbula y de los dientes similares a los especímenes más pequeños de Australopithecus afarensis (Brian Villmoare, et Alii. 2015).

Adaptación de la función masticadora y de la dentadura a Homo

Australopithecus: SISTEMAS MUSCULARES MASTICADORES ROBUSTOS (Hansell H. Stedman, et Alii. 2004)

Homo: SISTEMAS MUSCULARES MASTICADORES GRÁCILES (Hansell H. Stedman, et Alii. 2004); CRECIMIENTO DEL CRÁNEO, Y AUMENTO DEL VOLUMEN CRÁNEAL (R. L. Holloway, 1983)

GEN MYH16 presenta supresión del codón 660 -ACC- que codifica Treonina -los individuos de todas las comunidades vivientes de Homo sapiens presentan delección de las bases consecustivas AC-. Esta supresión ocurrió 2.4 ± 0.3 millones de años antes del presente -tiempo de mutación determinado considerando un tiempo de divergencia de los ancestro de Panina equiparable a 6-7 millones de años antes del presente. La longitud de las fibras de Miosina Tipo II de los músculos masticadores de Homo sapiens es ~800% más corta respecto a Macaca fascicularis (Hansell H. Stedman, et Alii. 2004).

-Las dimensiones de los dientes masticadores -área oclusal superior dorsal al diente canino, estimada como áreas acumulativas oclusales de P4, M1, y M2- y los músculos masticadores presentan proporciones escalares isométricas a Hominini (Juan Manuel Jiménez-Arenas, et Alii. 2014).

Dimensiones absolutas del área postcanina: Australopithecus afarensis -Moderate-, Australopithecus garhi -Large-, Early Homo -Moderate-, Paranthropus boisei -Large- (Berhane Asfaw, et Alii. 1999).

Paranthropus boisei presenta magadoncia y músculos masticadores crecidos respecto Homo, con grandes áreas de inserción para Temporal y Masetero (Juan Manuel Jiménez-Arenas, et Alii. 2014).

AUSTRALOPITHECUS GARHI VERSUS EARLY HOMO

Gran dentadura postcanina, mayor que la dentadura conocida a Australopithecus o a Paranthropus. Gran dentadura precanina. Anchura entre caninos equivalente o mayor a la anchura más grande conocida a Australopithecus, y similar a la anchura conocida a Homo temprano. Las proporciones de los dientes canino, premolares, y molares son similares a las proporciones medidas a Australopithecus afarensis, a Paranthropus robustus, y a Homo temprano. A Homo temprano caracteriza la angostura bucolingual de premolares y primeros molares, ausente a Australopithecus garhi (Berhane Asfaw,et Alii. 1999).

ARA-VP-12/130 Maxilla Australopithecus garhi. Está adaptado de Berhane Asfaw, et Alii. 1999

Bibliotheca

-Berhane Asfaw, Tim White, Owen Lovejoy, Bruce Latimer, Scott Simpson, and Gen Suwa. Australopithecus garhi: A New Species of Early Hominid from Ethiopia. SCIENCE, VOL 284. 23 april 1999.

-BRYCE A. CARLSON, and JOHN D. KINGSTON. Docosahexaenoic Acid, the Aquatic Diet, and Hominin Encephalization: Difficulties in Establishing Evolutionary Links. AMERICAN JOURNAL OF HUMAN BIOLOGY, 19. 2007.

-Jean de Heinzelin, J. Desmond Clark, Tim White, William Hart, Paul Renne, Giday WoldeGabriel, Yonas Beyene, Elisabeth Vrba. Environment and Behavior of 2.5-Million-Year-Old Bouri Hominids. SCIENCE, VOL 284. 23 APRIL 1999.

-Megan Y. Dennis, Xander Nuttle, Peter H. Sudmant, Francesca Antonacci, Tina A. Graves, Mikhail Nefedov, Jill A. Rosenfeld, Saba Sajjadian, Maika Malig, Holland Kotkiewicz, Cynthia J. Curry, Susan Shafer, Lisa G. Shaffer, Pieter J. de Jong, Richard K. Wilson, and Evan E. Eichler1. Human-specific evolution of novel SRGAP2 genes by incomplete segmental duplication. Cell. 2012 May 11; 149(4): 912-922.

-Dean Falk. Evolution of the Primate Brain. Handbook of Palaeoanthropology, Vol. 2: Primate Evolution and Human Origins. 2007.

-Juan Manuel Jiménez-Arenas, Juan Antonio Pérez-Claros, Juan Carlos Aledo, and Paul Palmqvist. On the Relationships of Postcanine Tooth Size with Dietary Quality and Brain Volume in Primates: Implications for Hominin Evolution. BioMed Research International, Volume 2014, Article ID 406507, 11 pages. https://dx.doi.org/10.1155/2014/406507

-Osibona AO, Kusemiju K, and GR Akande. FATTY ACID COMPOSITION AND AMINO ACID PROFILE OF TWO FRESHWATER SPECIES, AFRICAN CATFISH (CLARIAS GARIEPINUS) AND TILAPIA (TILAPIA ZILLII). AFRICAN JOURNAL OF FOOD AGRICULTURE NUTRITION AND DEVELOPMENT. Volume 9, No. 1. January 2009. ONLINE.

-Hansell H. Stedman, Benjamin W. Kozyak, Anthony Nelson, Danielle M. Thesier, Leonard T. Su, David W. Low, Charles R. Bridges, Joseph B. Shrager, Nancy Minugh-Purvis, and Marilyn A. Mitchell. Myosin gene mutation correlates with anatomical changes in the human lineage. Letters to Nature. NATURE. VOL 428. 25 MARCH 2004.

-KATHLYN M. STEWART. EARLY HOMINID UTILISATION OF FISH RESOURCES AND IMPLICATIONS FOR SEASONALITY AND BEHAVIOUR. JOURNAL OF HUMAN EVOLUTION 27, 1.994.

-Brian Villmoare, William H. Kimbel, Chalachew Seyoum, Christopher J. Campisano, Erin DiMaggio, John Rowan, David R. Braun, J. Ramon Arrowsmith, Kaye E. Reed. Early Homo at 2.8 Ma from Ledi-Geraru, Afar, Ethiopia. Sciencexpress. 5 March 2015. 10.1126/science.aaa1343